Los peatones son los principales beneficiados con la instalación de mobiliario urbano en el Distrito Norte. Los bolardos colocados en los últimos días impedirán que los vehículos estacionen en el acerado, lo que evitará las molestias para los transeúntes.

En total, se han instalado 141 marmolillos y como bolardos en diferentes zonas del propio distrito. La barriada de San Diego, así como la barriada de Los Arcos «han sido las principales benefactoras de dichas obras de mejora», ha explicado del delegado del Distrito Norte, Juan García.

El distrito ha incidido especialmente en la avenida de la Mujer Trabajadora, una zona en la que, «a pesar de estar prohibido, muchos de los coches se encontraban, en numerosas ocasiones, estacionados encima del acerado, dificultando el tránsito de los peatones». En algunos casos, la situación de los vehículos impedía el normal discurrir de sillas de ruedas y de carritos.

Con esta instalación, el distrito dirigido por Juan García, da respuesta a las demandas de varias asociaciones. «Desde el Distrito se está trabaja día  a día para hacerles la vida más cómoda  a los vecinos», ha concluido el delegado durante la visita a la avenida de la Mujer Trabajadora.

El Ayuntamiento de Sevilla ha actuado en los últimos meses en varios distritos de la ciudad con el fin de mejorar el mobiliario urbano. Con estas actuaciones, el consistorio ha mejorado la movilidad y la seguridad, dado que en muchos casos, los coches mal estacionados dificultaban el acceso de los servicios de seguridad en caso de urgencia.