La Junta de Andalucía ha presentado ya al Ayuntamiento de Sevilla el proyecto del consultorio para la barriada de El Gordillo con el objetivo de que se le conceda la cédula de habitabilidad y proceder a contratar el agua y la luz, el último paso para su apertura.

En este sentido, fuentes de la Administración andaluza han confirmado que hace unas dos semanas se ha solicitado la cédula de habitabilidad al Consistorio hispalense, para realizar la instalación del agua y la luz una vez concedida; además de la línea de datos necesaria para que los vecinos tengan acceso desde su consultorio a la receta electrónica, Receta XXI, y se beneficien de la historia de salud digital Diraya. Así, ha afirmado que ya se han procedido a realizar todos los procesos administrativos necesarios para su apertura.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos Los Girasoles de El Gordillo, Esteban Expósito, ha lamentado que el consultorio no esté aún abierto, aunque ha valorado el avance realizado, esperando que se abra «cuanto antes».

Así, añade que se ha puesto en conocimiento del delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, que la Junta de Andalucía ya ha entregado la documentación pertinente para que desde el Consistorio se le dé «la máxima celeridad».

Explica que el consultorio se ubicará en la calle Linaria, en la parte del local de la asociación de vecinos que se cedió a la Junta para que se realizara este centro y se diera cobertura a «todo el barrio».

En este marco, cabe recordar que el nuevo centro contará con 81 metros cuadrados y está dotado con un vestíbulo, dos consultas, sala de espera, almacén de residuos, almacén general, distribuidor, aseo adaptado discapacitados y aseo de personal.

La Consejería de Salud ha realizado una inversión de 98.000 euros para habilitar este inmueble, cedido al distrito por la asociación El Gordillo. Una vez que el ayuntamiento conceda estas licencias, el Distrito dotará el centro con un equipo de profesionales que comenzará a atender las consultas de médico y enfermería en este nuevo centro a tiempo parcial.

Las nuevas dependencias acercan así las prestaciones sanitarias a los vecinos de esta barriada que hasta ahora eran atendidos en los centros de salud de Pino A, Pino B y Valdezorras.