Los vocales del Partido Socialista, de Izquierda Unida y varias asociaciones han abandonado la Junta Municipal del Distrito Norte, celebrada este miércoles en el Centro Cívico Entreparques. Los representantes políticos y vecinales han protestado de esta forma a la decisión del delegado, Juan García Camacho, de suprimir varias propuestas del orden del día amparándose en el reglamento que regula estos órganos de participación.

En concreto, a la protesta de los vocales de PSOE e IU también se han sumado los representantes de la asociación María Coraje, asociación vecinal Parmadal y la comunidad de propietarios de Pino Montano. Todos se han levantado al inicio de la sesión tras escuchar la explicación de García Camacho sobre el porqué de la retirada de varias mociones. Las propuestas excluidas del orden del día estaban referidas a la ley del aborto, una moción presentada por María Coraje, y dos preguntas de IU sobre las viviendas de emvisesa en el distrito y sobre la depuradora de San Jerónimo.

Las sillas vacías en la JuntaEn su descargo, García Camacho ha apelado al Reglamento Orgánico de las Juntas Municipales de Distrito, título cuarto, capítulo segundo, artículo 33 «Propuestas, ruegos y preguntas e interpelación de los Grupos Políticos Y Entidades Ciudadanas» en el que se especifica que la denegación de la inclusión de propuestas en el orden del día «deberá efectuarse por el Presidente de la Junta mediante resolución motivada».

En este sentido, el delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, Beltrán Pérez, -presente en la Junta- ha señalado que «algunas mociones no han sido aceptadas en el Pleno de la Junta Municipal del Distrito Norte porque trataban de cuestiones que están fuera del ámbito de competencias del Distrito, tal y como avala un informe del secretario».

«Lamentamos la estrategia de crispación que han llevado a cabo PSOE e IU, que por otro lado no me sorprende porque ya ha sido repetida en otras Juntas Municipales de Distrito, porque pretenden obtener rédito político de un órgano que debería recoger la opinión de los ciudadanos», ha afirmado Beltrán Pérez, que se encontraba en la Junta para responder a una de las preguntas formuladas por IU sobre el reparto de las comidas protocolarias de la Feria en los comedores sociales y que sí estaba incluida en el orden del día.

Beltrán Pérez con García Camacho«De hecho, -ha añadido Pérez- por parte de varios representantes vecinales se ha reclamado más protagonismo para las entidades ciudadanas y que los grupos políticos den un paso atrás para que la Junta Municipal de Distrito sea un verdadero órgano de representación vecinal. Pese al abandono por parte de IU y PSOE y algunas entidades afines a ellos, la presencia de la mayoría de las entidades vecinales con representación en la Junta Municipal ha permitido el ‘quorum’ y su celebración. Si el secretario toma una determinación debe ser la obligación de todos asumir ese informe, porque el cumplimiento de las normas y del reglamento garantizan la democracia y el buen discurrir de la Junta Municipal de Distrito».

El delegado ha comentado que «no obstante, la Delegación de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos va a elaborar unas normas de interpretación del reglamento de la Junta Municipal del Distrito Norte ante la estrategia de crispación de PSOE e IU».  La nueva norma «recogerá lo establecido en el reglamento completado con carácter supletorio con lo establecido en el reglamento orgánico de funcionamiento del Pleno municipal para lo que no esté expresamente recogido. Ante las anomalías en el funcionamiento de la Junta Municipal del Distrito Norte esto permitirá garantizar el buen funcionamiento, la participación, la democracia y la igualdad, como han reclamado algunas entidades vecinales».