Ni la última sesión de la Junta Municipal del Distrito Norte se ha librado de la polémica. El aparentemente calmado orden del día, en el que no había ninguna moción para debatir, se vio alterado por una propuesta elevada por el modo de urgencia en el que los vecinos de San Jerónimo pedían información sobre la noticia de la instalación de un nuevo tanatorio en su barrio.

De forma paralela a la celebración del último pleno antes de las próximas elecciones municipales, la delegada de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, aclaraba que «se trata de un proyecto presentado por una empresa privada y no de un proyecto propio del Ayuntamiento, que actualmente se encuentra en el proceso de contratación de una consultoría para que lleve a cabo la valoración de su viabilidad económica y el cálculo del canon por la ocupación de los citados terrenos, aunque para este estudio ya no se contempla en ningún caso por parte del Ayuntamiento que cuente con un crematorio».

Junta del Distrito Norte en abrilPor su parte, el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, explicó a los vecinos que el propio alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, le aseguró horas antes de la celebración del pleno que «no se va a desarrollar el proyecto». Y así quedó reflejado en el acta, aprobada in situ por los vecinos, que en buena parte se habían manifestado el día antes en contra del proyecto.

A esta concentración aludió el recién estrenado concejal del PSOE, David Guevara, en su primera intervención como tal en la Junta Municipal. «Si los vecinos de San Jerónimo no se hubieran manifestado, la cuestión sería otra», afirmó el socialista.

Para concluir, García Camacho explicó que para él «ha sido un honor haber sido el delegado del distrito en el que llevo viviendo más de 20 años». «He hecho lo que he podido con lo que he tenido», afirmó. «He dormido tranquilo», aseguró después de darle las gracias a las asociaciones.