La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla acometerá obras de seguridad, rehabilitación, limpieza, refuerzo y saneado en el conjunto arquitectónico de la Hacienda Miraflores, cuyo entorno del cortijo, la torre y la huerta de la Albarrana están protegidos como bien de interés cultural (BIC) con la tipología de zona arqueológica, pues no en vano la hacienda deviene de un antiguo asentamiento romano.

En concreto, la junta de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha acordado este miércoles encomendar a la Gerencia de Urbanismo las obras de «seguridad, rehabilitación, limpieza, refuerzo y saneado» necesarias para la «completa rehabilitación» del conjunto arquitectónico, formado por un caserío compuesto por el señorío con la torre al noroeste, la vivienda del capataz al norte, un molino de aceite en el Este y al Sur las caballerizas, contando además con un secadero de tabaco y norias.

En ese sentido, un documento de la Gerencia de Urbanismo recogido por Europa Press expone la «necesidad de acometer urgentemente obras en el secadero y en las caballerizas, debido al grave estado de deterioro que presentan, así como la limpieza del patio central y el saneado perimetral», aspecto que cuenta con «consignación en el presupuesto de 2014».