El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha indicado que el Ayuntamiento de Sevilla tendrá «comprensión y apoyo» con el colectivo de unos 90 adjudicatarios de viviendas protegidas en régimen de alquiler con opción a compra, promovidas por la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa), quienes habrían recibido cartas avisando de posibles desahucios a cuenta de impagos.

Zoido admite que la situación es «muy complicada y compleja» y advierte de que «una cosa es la tramitación y otra que seremos muy sensibles con la situación de cada familia». «Todo aquel que por circunstancias ajenas se vea avocado a que no pueda pagar, tendrá comprensión y el apoyo del gobierno local», indica.

En este marco, cabe recordar que este colectivo realizó este jueves una concentración en la calle Andén para protestar por la situación y que el próximo 6 de noviembre el juzgado de Primera Instancia número tres de Sevilla celebrará un juicio a cuenta del desahucio promovido supuestamente por Emvisesa contra uno de estos vecinos, según indica Antonio Muñoz, el representante vecinal que está organizando a estas familias.

Así, detalla que los impagos han motivado que Emvisesa, como propietaria de las viviendas, haya remitido a los adjudicatarios de estas viviendas una serie de «cartas» avisando de posibles desahucios en el caso de que no sean satisfechas las cuantías adeudadas. Así, ha alertado del riesgo de «expulsión» que sufren estas familias y la posibilidad de que caigan en la «marginalidad» en el caso de carecer de un alojamiento.

«Emvisesa está siendo inflexible», ha lamentado antes de explicar que ya el próximo 6 de noviembre, el juzgado de Primera Instancia número tres de Sevilla celebrará un juicio a cuenta del desahucio promovido supuestamente por Emvisesa contra uno de estos vecinos. «Hay 15 ó 20 familias que, verdaderamente, no tienen ingresos y no pueden pagar de ningún modo», ha enfatizado Muñoz argumentando que estas familias incluso han recurrido al Banco de Alimentos a cuenta de su carestía.

El concejal de Medio Ambiente y Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Maximiliano Vílchez, aludía de hecho a este conflicto en el último pleno ordinario. Según Vílchez, las cartas remitidas por Emvisesa «no significan» necesariamente que los desahucios sean consumados. «Estamos trabajando para amortiguar estas situaciones de impago», defendía.