El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado en la mañana de este lunes durante su visita a la barriada de El Gordillo que el Ayuntamiento paralizará las sanciones que acumulan estos vecinos por razones urbanísticas. La propuesta se llevará al próximo Pleno para su aprobación.

Los vecinos de El Gordillo, situado en el distrito Norte de la ciudad, han respirado tras las palabras pronunciadas por el alcalde en su visita. Algunos acumulan sanciones por una situación que «más que ilegal es a legal», según ha definido el propio alcalde. Las construcciones que se suceden en esta barriada están al margen de la legalidad por lo que por cada reforma que acomenten los vecinos son sancionados.

«No se puede hacer en un año y medio lo que no se ha hecho en años y años», ha recordado el alcalde. La situación de estas familias acumula más de 50 años de litigios con la administración. En concreto, la zona es «terreno no consolidado y existen expedientes de Urbanismo que solicitan el derribo de las casas acompañados de sanciones por valor de entre 18.000 a 90.000 euros», ha explicado Zoido. «Entendemos que esta situación debe regularizarse», ha confirmado el alcalde, que detallaba los planes ante los vecinos acompañado del delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, y presidente de la Asociación de Vecinos Los Girasoles, Esteban Expósito.

Caso a caso

Durante su explicación, el alcalde ha insistido en que la regularización se tratara «caso a caso», obedeciendo a la «singularidad» de los distintas situaciones en las que los residentes se hallen envueltos, «para que los vecinos se queden tranquilos». «La voluntad política debe ir acompañada de una respuesta legislativa, que se adoptará en el pleno del viernes», ha recordado Zoido, quien ha prometido «reuniones constantes con cada uno de los vecinos en los próximos meses».

Los vecinos han agradecido la visita del alcalde, quien ha transitado por las calles para conocer las actuaciones que se están llevando a cabo desde que el equipo de Gobierno tomó posesión del cargo. En concreto, en El Gordillo se ha mejora del asfaltado de las vías así como la instalación por parte de Emasesa de imbornales para evitar las inundaciones recurrentes.

El alcalde también ha anunciado que el Ayuntamiento prepara un plan para actuar en el asentamiento de las naves de AENA en las inmediaciones de la barriada de El Gordillo. El equipo de Gobierno da respuesta de este modo a las repetidas denuncias de los residentes en distintas Juntas del Distrito Norte. El Ayuntamiento está «diseñando un dispositivo» en el que participará el CECOP Social, la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, AENA (propietaria del inmueble ocupado) y la Policía para desmantelar este asentamiento chabolista, ocupado por unos 300 inmigrantes rumanos.