La Asociación Comité Pro-Parque a través del Programa Huerta Las Moreras ha abierto, desde el día 15 de febrero, el plazo de solicitudes para participar en el sorteo de adjudicación de parcelas de huertos de ocio. En total se ofertan 12 parcelas.

El único requisito, al igual que todos los años, para formular las solicitudes es estar empadronados en Sevilla y ser mayores de edad. El plazo está abierto hasta el próximo 15 de marzo y para recoger las solicitudes deben pasarse por la Casa de Las Moreras (zona huertos del Parque Miraflores) en horario es de lunes a viernes de 9.00 a 13.00 horas y por la tarde de 17.00 a 19.00 horas.

El sorteo tendrá lugar el jueves, 4 de abril a las 18.00 horas, en la Casa de las Moreras. Las solicitudes que no salgan en el sorteo dejarán de tener validez, teniendo que esperar a próximas convocatorias.

El Programa Huerta de las Moreras

El programa Huerta de las Moreras cumple veinte años enseñando a los niños del Distrito Norte de Sevilla cómo obtener las verduras de forma ecológica, una actividad que le ha valido en 2012 la medalla de oro de la ciudad.

Enfocada a adultos, jóvenes y niños, esta iniciativa tiene como objetivo que «los vecinos se sientan partícipes y protagonistas del parque», afirma el presidente del Comité Parque Educativo Miraflores, Manuel Lara. Además, «con ella se contribuye a la recuperación de la identidad agrícola e histórica de los terrenos macarenos, casi olvidado por el acelerado crecimiento urbano de Sevilla en los últimos 40 años».

«Consideramos el parque de Miraflores como un espacio con la suficiente dotación de recursos como para poder ser instrumentalizado como medio educativo», asegura Manuel Lara. Más de 6.000 niños de los colegios de la zona norte de Sevilla han pasado por el programa Huerta de las Moreras en los veinte años que esta actividad lleva en funcionamiento. A esta cifra hay que sumar otros 6.000 niños que visitan este espacio cada año.

El programa Huerta de las Moreras está compuesto por cuatro iniciativas ideadas para dar respuesta a las necesidades del barrio: huertos escolares, con el que se enseña a los niños de 5º de Primaria a trabajar la huerta; huertos de ocio, en el que los mayores de barrio tienen a su disposición 150 metros cuadrados donde realizar sus plantaciones; itinerarios pedagógicos, donde se gestionan las visitas de grupos de niños al parque; e invernadero joven, la última idea de la asociación pensada para ampliar los conocimientos de los escolares que ya han participado en los huertos escolares.