El Distrito Norte reconoce la labor de la Asociación Huerta de las Moreras con una entrega de medallas. En el acto, celebrado la finca de la Albarrana dentro el parque de Miraflores, estuvieron presentes el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, junto con edil de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, Beltrán Pérez García, y el del Distrito Bellavista y La Palmera, Rafael Belmonte.

En dicho acto se entregaron medallas a todos los niños que participaron en estas jornadas. Estas insignias eran réplicas del galardón de oro que se le entregó al «Programa Huerta las Moreras Comité Pro Parque Educativo Miraflores» y que recogió el presidente de este colectivo presidente, Manuel Lara.

El Programa «Huerta Las Moreras» es un Programa de Intervención Sociocultural y de Educación Ambiental, gestionado por el Comité Pro-Parque Educativo Miraflores y patrocinado mediante convenio por la Delegación de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla, en un marco histórico dentro del Parque de Miraflores donde se encuentra elementos emblemáticos de la zona, como la Noria de Agua del Siglo XVI así como la Hacienda de Miraflores y Yacimiento Calcolítico entre otros.

Esta actividad es una iniciativa vecinal, pionera e innovadora que utiliza la agricultura ecológica como recurso educativo dentro de una metodología participativa. Este programa está formado por tres proyectos independientes pero a la vez interrelacionados entre sí, Huertos Escolares, Huertos de Ocio e Itinerarios Pedagógicos.  Además desde hace 4 años estamos con el Proyecto Invernadero Joven. Es un lugar de formación y debate de un abanico amplio de diferentes temas de actualidad, basándose siempre desde un punto de vista educativo.

Toda esta participación se materializa a través de diferentes actuaciones. Además de nuestro quehacer cotidiano de la vida en la huerta que más adelante explicamos en los diferentes proyectos, otros momentos emblemáticos son las Fiestas y Encuentros.

Todo esto supone el acercamiento y la participación de numerosos vecinos de todas las edades  al uso y a la recuperación de la identidad agrícola  e histórica de los terrenos macarenos, casi olvidado por el acelerado crecimiento urbano de Sevilla en los últimos 40 años.