El barrio de San Jerónimo debe su nombre a un Monasterio que sobre sus tierras se asienta. Los alumnos del Colegio Público Buenavista de San Jerónimo celebran el 599 aniversario de este monumento con una obra de teatro.

La idea de celebrar esta efemérides ha sido concebida por el profesorado y el alumnado del Colegio Público Buenavista de San Jerónimo, muy unido al propio monasterio, los cuales han querido rendir este homenaje con una obra de teatro a su monumento más allegado. Un reconocimiento a los 599 años de historia del inmueble cuyas paredes van camino de ver seis siglos de historia de la ciudad, y por supuesto del Distrito Norte.

A a representación, celebrada en la mañana de este lunes 11 de febrero, han acudido el delegado de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, y el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho. «Es muy bonito saber que los niños del colegio Buenavista tienen presente que están muy próximo a algo que es historia, un monumento de casi seis siglos de existencia bien merece una felicitación de cumpleaños como la de hoy», ha afirmado García Camacho.

El Monasterio de San Jerónimo de Buenavista fue un monasterio de frailes de la Orden de San Jerónimo situado en la ciudad de Sevilla, fundado en 1413 por fray Diego de Sevilla, cuando regresó a su ciudad natal después de haber residido en el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe. Desde el año 1575 fue uno de los conventos donde se imprimieron las bulas de la Santa Cruzada a Indias, una autorización para la conquista de América que se vendía por las calles.

Sufrió graves daños durante la Guerra de la Independencia Española y fue desamortizado en 1834. Fue declarado en 1964 monumento histórico-artístico, conservándose parte del claustro principal y otras ruinas, y en la actualidad da nombre a una barriada de la ciudad, el barrio de San Jerónimo (en el Distrito Norte), así como a la estación de San Jerónimo, ubicada en el mismo.