El portavoz municipal socialista Juan Espadas y el concejal Alberto Moriña se han reunido hoy con usuarios y la representante de los monitores de la piscina municipal de San Jerónimo, la tercera de las instalaciones públicas junto con La Fundición y Los Mares, sobre las que Zoido ha diseñado un proceso de privatización «que ni está justificado desde el punto de vista de las inversiones, ni del uso o gestión que se viene haciendo y que es de satisfacción ciudadana». «Zoido cambia eso por subidas del 45% en las tasas, por poner en riesgo el empleo y por la pérdida de calidad en el servicio que ahora se presta y que estará condicionado a intereses económicos».

Espadas llevará el viernes al Pleno una moción en la que se insta a Zoido «a rectificar en las privatizaciones que tiene en marcha, a dar explicaciones a usuarios y monitores de estas piscinas a los que ni se les ha informado sobre el perjuicio que se les ocasionará en la pérdida de calidad del servicio, en la subida de tasas y en el riesgo que para el empleo tienen operaciones como la adjudicación abierta en La Fundición donde la movilización ciudadana ha conseguido recoger 4.000 firmas a las que el alcalde debe escuchar».

De hecho, el portavoz ha podido comprobar el escaso nivel de información que tanto en Los Mares como en la piscina de San Jerónimo tienen los usuarios y los propios trabajadores «con los que el Gobierno de Zoido no cuenta y que o se enteran por los medios de comunicación o por la acción de la oposición».

«Todas reúnen el mismo perfil: son piscinas de obra nueva que no requieren de más inversiones que las propias de conservación, y son rentables económicamente, por lo que no hay argumento posible para regalárselas a un privado». «Si Zoido no rectifica y da marcha atrás en la oleada de privatizaciones previstas, los socialistas agotaremos todas las vías a nuestro alcance para paralizarlas. Los sevillanos deben saber que si Zoido en el Pleno vota en contra de la paralización, nosotros estamos dispuestos a plantear incluso las acciones legales a que tengamos derecho en defensa del patrimonio público», apunta.

En la moción, los socialistas instan además a mantener la gestión directa del IMD en las instalaciones municipales como modelo de explotación que asegura el interés general, así como «a iniciar un proceso consensuado por el que en ésa gestión puedan participar las propias entidades deportivas». Además, los socialistas fijan como objetivo de 2014 la rebaja en las tasas para colocarlas al nivel de 2011, así como la inclusión en el próximo presupuesto de un plan plurianual de inversiones en instalaciones.