La segunda edición de la Campaña «Un beso, un kilo», que organizó Hermandad de Pino Montano en su Parroquia de San Isidro Labrador en el besamanos de su titular, la Virgen del Amor, ha sido todo un éxito. Dicha campaña, que consistía en llevar un kilo de alimentos no perecederos por un beso a la imagen, ha cundido entre todos los fieles de la imagen mariana. Tras el recuento realizado, se han contabilizado un total de 1.074 kilos de alimentos, es decir, más de una tonelada de alimentos.

Desde la Diputación de Caridad de la hermandad dan las «gracias a la solidaria generosidad de todos los hermanos de nuestra hermandad y a los vecinos de nuestro barrio. Hemos dado testimonio de caridad, de buena voluntad y de ejemplo a continuar».