La barriada de Pino Montano ha derrochado solidaridad este fin de semana con la Caravana Solidaria. En total, unos 5.000 kilos se han recogido entre el viernes y el sábado. La iniciativa ha partido de varios vecinos y comerciantes de esta zona del Distrito Norte.

Si la jornada del viernes se vio perjudicada por la lluvia intermitente, el sol presente este sábado acompañó el fin de fiesta. La camioneta dejó de hacer ruta para situarse en la avenida Cortijo de las Casillas, allí se montó una fiesta con paella gratis para los vecinos solidarios. Por cada dos kilos de alimentos, un plato de arroz y una cerveza.

Juan García Camacho Caravana SolidariaCáritas de las dos parroquias de Pino Montano, la de Jesús de Nazaret, y la de San Isidro Labrador, serán las benefactoras de estas ayudas. La iniciativa ha contado con la colaboración de numerosos comerciantes y del Distrito Norte, quien ha facilitado parte del equipo. «Son iniciativas, convivencias y actos que definen la forma de ser de los vecinos de Pino Montano en este caso y en todo lo que podamos ayudar desde el distrito Norte a situaciones de este tipo lo haremos», ha explicado el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, quien ha querido dar la «enhorabuena a los organizadores y sobre todo a los vecinos que hayan aportando lo poco o mucho que han podido».

La idea de organizar una caravana solidaria surgió «así, sin más». «Hay muchas noticias que hablan de crisis, de lo mal que la gente lo está pasando; afortunadamente, nuestros negocios llevan muchos años funcionando bien y nos sentimos con la necesidad de devolver al barrio la gratitud con la que nos ha tratado», detalla Manuel. Dicho y hecho.

La iniciativa fue corriendo de boca en boca. «Uno puso la camioneta; Uniformal, las camisetas; el distrito, la megafonía…», recuerda. Unos carteles y mucha difusión por las redes sociales hicieron el resto.

La mente de Manuel y sus compinches no descansa. «Siempre andamos dando vueltas a la cabeza para inventar iniciativas, todas enfocadas en el barrio», confiesa. Sus vecinos se lo agradecerán.