La tauromaquia tiene su sitio, su plaza, su forma y su arte en el distrito Norte. La única asociación sin ánimo de lucro de aficionados prácticos taurinos de Sevilla tiene su sitio en el Cortijo Doña María, propiedad de la familia Rodríguez de Moya y que tiene su enclave en el antiguo cortijo Pino Montano, en las proximidades de esta zona del norte de la ciudad.

Registrados como asociación tanto en la Junta de Andalucía como en el Ayuntamiento de Sevilla para así poseer una personalidad jurídica que les hiciera más creíbles aún a la hora de ser epicentro del fomento de la tauromaquia, estos aficionados prácticos buscan, además de ver, cómo siente un profesional del toreo.

José María Ramos Díaz es el presidente de esta asociación que lleva desde finales de 2010 ofreciendo una oferta cultural que no existía antes en nuestra ciudad. Con 35 socios el objetivo sigue siendo el mismo desde que comenzó: dar pasos pequeños, pero firmes, para consolidarse como una opción más de ocio en Sevilla.

Tentadero en el Distrito NorteCon actividades regulares durante todas las semanas, excepto en julio y agosto, cada socio y cada aficionado práctico se acerca al cortijo Doña María para entrenar durante dos horas al día los lunes y los martes de cada semana para sentirse como un profesional más toreando de salón, además de poner en práctica alguna vez al mes esas aptitudes obtenidas entrenando delante de un becerro.

Un grupo de personas que apuestan por el rigor en su actividad y en afán de sentir por y para el toro. Visitas a ganaderías, tentaderos, salidas al campo son algunas de las acciones que llevan a cabo estos aficionados que buscan aprender más y más sobre todo lo que tenga que ver con el mundo del toro, ya que no es solo un arte que se concentre en el día de la corrida, sino que posee mucha vida por detrás.

Tanto es así que incluso son conocidos internacionalmente, y es que grupos de aficionados taurinos de Perú y Colombia han buscado sus servicios para ver y conocer mejor el mundo del toro. Por ello en ediciones de nuestra Feria de Abril han visitado España y Sevilla con esta asociación que les ha mostrado lo que es un tentadero o ver una ganadería. «Que no fuera algo tan turístico, sino que viesen las cosas desde más dentro», explica José María Ramos.

«Tenemos una asociación que quiere educar taurinamente, ir al campo a explicar la vida del toro, ver todo lo que se mueve alrededor de este animal y no simplificarlo todo al día de la corrida, o del festejo. Este es un animal bravo que te hace sentir», detalla José María, su presidente.

La tauromaquia, un arte, unos sentimientos, unas sensaciones y una forma de expresión corporal que tiene su sitio, sin ánimo de lucro, en el distrito Norte.