La crisis ha disparado la solidaridad y los vecinos de Pino Montano se han sumado a esta dinámica altruista reinventando su Velá, que ya suma 36 ediciones. La tradicional fisonomía de casetas cambia este año, también su filosofía. Una gran carpa y una única barra albergará esta fiesta del Distrito Norte en la que todo lo que se recaudé irá a parar a las arcas de Cáritas de la Iglesia de San Isidro Labrador. 

La comisión organizadora de la Velá de Pino Montano, que agrupa a una veintena de asociaciones vecinales, organismos, hermandades y empresas de la zona, ha decidido aportar su grano de arena para minimizar los efectos de la crisis en las familias de la zona norte de Sevilla, barrios especialmente dañados por la actual situación económica y en el que el desempleo dificulta el día a día de muchos hogares.

Siga leyendo en la esta noticia de Sevilla Solidaria.