La Asociación Vecinos San Jerónimo Alamillo ha denunciado en la tarde de este martes la existencia de un nuevo asentamiento chabolista en la Nave de Renfe, situada entre San Jerónimo y la Bachillera. Este espacio suma varias ocupaciones, todas ellas resueltas. En esta ocasión, los ocupantes, según denuncian los vecinos, han roto un muro lateral de este edificio en ruinas.
«Esparcen la basura, cometen pequeños hurtos, queman cableado y no cumplen con ninguna normativa cívica. Estamos hartos y no queremos vivir en esta situación», denuncian en un comunicado los miembros de esta asociación vecinal del Distrito Norte, que demandan «medidas contundentes».
«Damos la enhorabuena al Ayuntamiento de Sevilla, capitaneado por el alcalde, por su buena disposición para acabar este fenómeno, pero los vecinos entendemos que las medidas no son suficientes y necesitamos que se actúe de forma sean más drástica», reclaman esta plataforma vecinal. Hay que enviar un  «mensaje contundente a estos señores para que no vuelvan a ocupar la calle ni monten asentamientos ilegales en donde les venga en gana», critica.
Los asentamientos chabolistas apostados en las distintas partes del Distrito Norte centraron el debate de una reciente Junta Municipal del Distrito Norte. Una agrupación de vecinos de ValdezorrasAeropuerto Viejo y El Gordillo ha urgido al delegado Juan García a desmantelar los existentes.
«Esta gente se ríen de nuestras normas y no atienden a razones, en Sevilla no hay trabajo ni siquiera vemos que ellos lo busquen», argumenta el comunicado de la Asociación de Vecinos San Jerónimo Alamillo. «No queremos nuevos Vacies, así que si el Ayuntamiento o Delegación de Gobierno no pone solución llegará a existir un conflicto social que serán responsables nuestros gobernantes por no solucionarlos a tiempo», justifican.
En la citada Junta Municipal de Distrito, García Camacho pidió paciencia a los representantes vecinales a que las bajas temperaturas no sean un problema para llevar a cabo el desmantelamiento. «Todos sabemos que detrás de las chabolas hay un drama humano», aseguró el delegado del Distrito Norte.
«No sabemos cuanto dinero se gasta el Ayuntamiento de Sevilla en desalojar, dar cobertura social y limpiar las toneladas de basura que estos asentamientos generan, lo que sí sabemos es que muchos rumanos y de otras nacionalidades han manifestado que si les pagan el viaje de vuelta se van encantados, que aquí no tienen futuro pues no hay trabajo», explican los miembros de la Asociación de Vecinos San Jerónimo Alamillo. «Solicitamos que el Ayuntamiento colabore con estos señores para poder hacer que vuelvan a sus países de origen, si así ellos lo demandan. Entendemos que el ahorro a corto plazo será considerable», defienden en el comunicado.
«Los vecinos ya no aguantamos esta situación continua de inseguridad, suciedad e insalubridad. Por ello pedimos que resuelvan lo antes posible esta situación para que esta ocupación no se incremente y sean más numerosa», insisten. Los vecinos han asegurado que si no se resuelve esta situación convocarán movilizaciones.