El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha zanjado la polémica con las bandas de música de la ciudad y ha anunciado el «desbloqueo» este viernes en Junta de Gobierno Local de dos naves para que puedan ensayar en «mejores condiciones», solucionando así un «problema que lleva enquistado 12 años».

Zoido ha explicado que se van a ceder dos naves al conjunto de bandas de Sevilla, que se ubican en San Jerónimo y en las denominadas naves de las ambulancias en la calle Antonio Maura Montaner. «Teníamos el compromiso de legislatura de resolver la situación y que todos tuvieran espacio para poder ensayar», ha añadido.

Así, recuerda que se han habilitado caracolas, mientras se seguía trabajando para desbloquear otra nave para que las 16 bandas encontraran acomodo. Explica que en el caso de la nave de San Jerónimo se está ya preparando la documentación de cesión para cederlo a las bandas, mientras que la otra de la calle Antonio Maura Montaner ha sido cedida por la Universidad de Sevilla hasta que construya en el citado espacio los previstos edificios universitarios, algo que no se prevé que ocurra «dada la situación actual en próximos años».

«Se ha dado respuesta a 12 años de necesidades cumpliendo en menos de año y medio con el compromiso, mientras que seguiremos trabajando para mejorar la situación para estas bandas que ofrecen formación y ofrecen un oficio a los niños que quitan de las calles, desarrollando sus habilidades y impulsando la cultura musical», añade Zoido, que agrega que el Ayuntamiento «no está cerrado a cualquier tipo de acuerdo próximo».