Robos violentos, daños intencionados en los vehículos y mucho trapicheo. Los vecinos de la barriada Las Naciones del distrito Norte de Sevilla han dado la alarma ante, lo que según ellos es, un aumento del vandalismo en la zona. Unos hechos delictivos que se repiten, con menor o mayor incidencia, en otros barrios del distrito.

«No podemos decir qué sucede con exactitud pero algo extraño hay», denuncia la presidenta de la Asociación de Vecinos Parmadal, María Rojas Pimentel. En los últimos meses ha crecido la sensación de inseguridad ciudadana en el barrio, por lo que han solicitado un aumento de la presencia policial en la Junta Municipal de Distrito Norte del mes de febrero.

«Últimamente nuestro barrio está sufriendo bastantes robos, tanto a personas como a los coches aparcados, siendo estos violentos, pues atracan a los vecinos en plena calle mediante amenazas y los vehículos sufren actos vandálicos, encontrándolos sus dueños con los cristales rotos o las puertas forzadas, en algunos casos, hasta rajando la tapicería tras no encontrar en ellos nada de valor», detalla la asociación en la moción presentada.

En apenas una semana, hasta cinco vehículos se han visto afectados por estos hechos delictivos. «El más llamativo -según recuerda Rojas Pimentel- el de un taxista al que le quemaron el coche que no tenía ni un mes». También recuerda, por lo próximo en el tiempo, el robo a un empleado de un supermercado que se dirigía a ingresar la recaudación. «Le quitaron el dinero a plena luz del día atacándolo con un palo», detalla.

La solución: «denunciar». «Aunque los vecinos ven esta medida como un trámite inútil siempre recomendamos, porque así nos lo ha hecho saber el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho», explica la presidenta. «Así al menos consta para que salten las alarmas de la Policía», detalla.

Pero los hechos mencionados no son aislados. «También existen grupos de jóvenes que se dedican a beber, entre otras cosas, armando mucho escándalo hasta altas horas de la madrugada», explica Rojas Pimentel. «Rompen columpios, quemando papeleras y dejando la zona, en la que existen dos colegios y los niños suelen frecuentar por las tardes, muy sucia», enumera la presidenta.

En este caso, la Asociación de Vecinos Parmadal trasladó estas inquietudes a la última Junta Municipal del distrito para solicitar mejor iluminación en la zona. Una petición que de ser cumplida impediría que los jóvenes« realizaran trapicheos» e «hicieran sus necesidades en la zona, evitando malos olores».

Hechos en Pino Montano

Agentes de la Policía Local de Sevilla detuvieron la pasada semana a dos jóvenes de 27 y 31 años, identificados como J.M.R. y J.Z.P., por haber supuestamente forzado en una misma noche cinco coches en la calle Alfareros de la barriada de Pino Montano, por lo que se les acusa de supuestos delitos de robo con fuerza en las cosas.

Se trata de dos personas con antecedentes, toda vez que J.M.R. ya ha sido detenido once veces anteriormente, mientras que J.Z.P. acumula doce arrestos. En concreto, las tres últimas detenciones de ambos se produjeron a principios de febrero por presuntos robos con fuerza en las cosas en los que supuestamente actuaron juntos.