La Asociación Cultural Humildad y la Agrupación de Fieles de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Humildad y San Pablo Apóstol, del Polígono San Pablo, lleva 28 años sembrando la devoción no sólo hacia sus imágenes titulares, sino también hacia su barrio, a través de obras y servicios sociales.

Lo que en 1985 naciera como un grupo de niños alrededor de una cruz de mayo se ha consagrado hoy como una entidad solemne que, aunque agrupa a 225 socios, es capaz de movilizar a todo un barrio en favor de los más necesitados, ya sean familias sin recursos o personas en riesgo de exclusión social como ex-toxicómanos del Polígono San Pablo.

La entidad organiza recogidas de alimentos que se destinan a Cáritas, participa en la Cabalgata de Reyes Magos del Distrito San Pablo-Santa Justa, imparte tres talleres sociales -de informática, de bordados y de costura- y organiza excursiones culturales. Además, destina siempre a obras sociales «al menos el diez por ciento de los beneficios que obtenemos de las actividades programadas en el año con el objetivo de recaudar fondos», señala el presidente Manuel Martín, acompañado por el secretario José Félix Barbecho y por el mayordomo Antonio Ortega.

Entre estas actividades, el próximo 2 de marzo, la asociación cultural organizará un concierto de bandas en la Plaza Cristo y Alma, de 12:00 a 17:00 horas, en el que participarán al menos ocho agrupaciones musicales como anticipo a la salida de la cofradía el próximo 16 de marzo. Será entonces cuando, con motivo del año de la fe, procesionarán las dos imágenes titulares juntas en un itinerario que se ampliará hasta el templete de la Cruz del Campo. «El barrio se vuelca en cada salida que hacemos con nuestras veneradas imágenes, así que esperamos que en esta ocasión volvamos a sentir su calor», declara Martín.

La agrupación de fieles señala que las imágenes están bendecidas y que «tienen devoción en el barrio, pues son muchas las personas que a diario pasan por nuestra sede a orarle. Hemos organizado aquí también algunos besamanos, pero lo que nosotros realmente queremos es entrar en la parroquia del Pilar», explica el presidente. A la espera de que este asunto se resuelva, la asociación continúa con su agenda de eventos para hacer frente a proyectos futuros entre los que destaca «restaurar y platear los varales del paso de Palio, una obra cuyo presupuesto ronda los 8.000 euros».