El proyecto «Arte para todos» continúa su andadura en el Distrito San Pablo-Santa Justa. Tras las pinturas en las fachadas de los edificios de la calle Éfeso llega el turno de colocar cinco esculturas de artistas internacionales que incidirán en el objetivo de convertir al Polígono San Pablo en un gran museo al aire libre.

Ya se ha colocado la primera de estas esculturas, concretamente, en la avenida de la Soleá esquina con la calle Cristo de Velázquez. Se trata de la obra  «Vida», de Federico Bacher, que representa un tallo de una planta y es de color rojizo. Además, el delegado del Distrito, Jaime Ruiz, ha declarado que «en los próximos días se colocarán el resto de estas obras de arte que donaron los artistas a la ciudad de Sevilla y que quedaron olvidadas en un almacén de Lipasam, hasta que la dirección de la junta municipal se comprometió a dar continuidad a este proyecto».

La próxima en colocarse será la situada en la calle Éfeso esquina con la calle Jerusalén, en una explanada que se ha reurbanizado delante de la oficina de Correos. Se trata de la obra «Almohadas por la paz», donada por la artista Edith Kappeler, «y sucesivamente se irán instalando el resto, ya que la idea es que para el 20 de febrero estén todas colocadas», ha señalado el delegado Jaime Ruiz.

El resto de esculturas son: «Luna de Troya», cuyo autor es Francisco Proaño, y que se ubicará en el muro exterior de la sede del Distrito, en la calle Jerusalen. «Solidaridad», realizada por Vicky Camacho, se levantará en la Plaza Niño de Vallecas, justo en frente de la Iglesia Virgen del Pilar. Por último, en la Avenidad de la Soleá esquina con la calle Cristo de Velázquez también se colocará la escultura «Silencio de un recuerdo», de Patricia Ezguerra, que acompañará a «Vida», de Federico Bacher, ya colocada.

Una vez que estén todas en su respectivos enclaves, «la idea es reunir a la comisión organizadora para agradecerle su trabajo», ha manifestado Ruiz, quien ha añadido que a continuación «se procederá a realizar un recorrido».