La Peña Flamenca Manuel Mairena presentó sus talleres permanentes de flamenco en el Distrito San Pablo-Santa Justa. Desde que la Peña acudiera al Distrito para solicitar ayuda, debido a que se veían obligados a abandonar su local de la calle Guillén de Castro, el compromiso de Jaime Ruiz, delegado del Distrito, para con ellos fue firme.

«Mi idea desde que conocí la necesidades de la Peña Flamenca Manuel Mairena era, además de ayudarles en todo cuanto estuviera en mi mano, la posibilidad de crear un taller permanente de Flamenco. Dado que se trata de un barrio con una gran raigambre flamenca, dónde hasta las calles llevan nombres de palos, toda iniciativa en este sentido es prioridad en mi política social y cultural del Distrito», afirma Ruiz.

Taller de flamenco Y así se llevó a cabo. Se les cedió una parte del local municipal de la Plaza de La Toná para que pudieran instalar allí su Peña y desarrollar los talleres permanentes de flamenco. Igualmente se había hecho con el grupo Scout Inti-Raymi cediéndoles la otra parte del local de la Plaza de La Toná para ubicar su grupo y desarrollar un taller permanente juvenil. En ambos casos la acogida de los vecinos y comerciantes de la zona ha sido espectacular.

«De esta manera se ha dado utilidad a un local municipal que estaba en desuso, se ha ayudado a entidades muy arraigadas en el Distrito y se ha revitalizado la Plaza con actividades juveniles y culturales que redundan en beneficio de todos los vecinos del barrio», concluye satisfecho el Delegado.

Así, la Peña hizo un acto de presentación de los Talleres Permanentes de Flamenco en su local, y como no podía ser de otra manera se hizo con un emotivo recital flamenco, dónde actuaron Jesús Heredia al cante, Paco de Teresa al toque y Israel Moreno Pascual al baile, que fue un verdadero deleite para los asistentes.

Los talleres que ofrecerán serán los siguientes: toque (martes y jueves), baile (miércoles) y cante (viernes). Para todos los vecinos amantes del flamenco que lo deseen.