La gran oferta lúdica y de ocio que ofrece el parque navideño D’soleil lo convierte en una cita ineludible para estas fiestas navideñas. Situado en la explanada junto al centro comercial Los Arcos, el recinto acoge un espectáculo de circo, atracciones infantiles y servicios de restauración, dando cabida a todos los públicos, aunque la mayoría de las atracciones están dirigidas a los niños.

El parque, que ve por primera vez la luz en estas navidades, es el resultado del esfuerzo de un equipo de expertos creativos bajo la dirección de Óscar Romero, diseñador de espectáculos teatrales y circenses. «La idea nace a finales de 2010, cuando nos encontramos en el epicentro de Sevilla con un espacio que reúne las condiciones idóneas para la ejecución de un proyecto de estas características, y en 2012 lo convertimos en realidad», declara el director.

El recinto mantendrá sus puertas abiertas en la ciudad hasta el próximo 7 de enero y «una vez analizados los resultados está en estudio la ejecución de realizarlo en otras capitales andaluzas y, en un futuro no muy lejano, exportarlo a Francia, Bélgica y Holanda», explica Romero. A día de hoy, el parque D´soleil recibe entre «800 y 1.000 visitas diarias», una cifra que se ha incrementado progresivamente  y que es posible que siga aumentando en los días finales del espectáculo, ya que  «al principio registramos unas 300 visitas diarias y ya vamos por un millar», resalta la dirección.

Las instalaciones están atendidas por una amplia plantilla de expertos que cuentan en su haber con una larga trayectoria laboral en parques de atracciones, un equipo especializado en atender cualquier tipo de demanda del público objetivo al que se dirige este espectáculo: Técnicos, seguridad, limpieza, mantenimiento… Y, por supuesto, los actores del Circo de la Navidad, uno de los grandes atractivos del parque.

La presentación de las muñecas Monsterhead y otras muchas atracciones tradicionales del espectáculo circense harán las delicias de los niños y también de sus padres, ya que el humor y la diversión están pensadas «para el disfrute de toda la familia».

Los padres que quieran asistir al espectáculo tendrán que abonar una entrada de diez euros mientras que el coste para los niños se reduce a cinco euros. La función del circo comienza a las 18:00 horas los días laborables y a las 12:00, 17:00 y 19:00 horas los sábados, domingos y festivos. El horario del parque de atracciones, cuya entrada es de 1,50 euros, es de 17:00 a 22:00 horas los días laborables y de 11:00 a 22:00 horas los fines de semana y festivos.