El concierto de bandas de tambores y cornetas y agrupaciones musicales en honor a Santa Cecilia, celebrado el pasado domingo, dejó un gran sabor de boca entre los cerca de 4.000 aficionados que en algún momento del día se pasaron por la Explanada del Oscus.

Este enclave del Polígono de San Pablo situado entre las calles Doctor Laffon Soto y Jesús de la Rosa, tuvo el privilegio de acoger una nueva edición de un certamen que nació en 1984 de la mano de Las Cigarreras. Tras dos años en los que se suspendió la iniciativa se volvió a recuperar en 1999 organizado por el Consejo de Bandas que preside actualmente Julio Vera.

Hasta el corazón del Polígono de San Pablo se desplazó el concejal delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz. «Para mí, este concierto, era un objetivo desde que entré como Delegado en 2011. Desde ese año hemos puesto mucho empeño para que los vecinos de nuestro Distrito y especialmente los del Polígono de San Pablo pudieran vivir en primera persona este evento que se ha convertido en el máximo referente mundial en cuanto a bandas de tambores y cornetas se refiere», señaló Ruiz con satisfacción.

Los presentadores del concierto, los periodistas Paco García y Ernesto Muñoz, tuvieron que emplearse a fondo para presentar a las 21 bandas que acudieron a la cita con Santa Cecilia. El número de bandas de tambores y cornetas presentes en el acto fue de 13 mientras que las agrupaciones musicales sumaron un total de 7. También estuvo sobre el escenario el Escuadrón a Caballo de la Hermandad de la Paz, que vino sin los corceles pero con la responsabilidad de abrir el concierto actuando en primer lugar.

Uno de los protagonistas de la jornada fue Manuel Martín, presidente de la Asociación Cultural Humildad y Agrupación de Fieles de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Humildad y San Pablo Apóstol. «Estoy muy contento con el resultado del concierto puesto que he recibido felicitaciones de todos los estamentos. Me impresionó la gran cantidad de personas que acudieron al evento. También quiero agradecer al delegado Jaime Ruiz la dedicación que ha tenido con nosotros. El Distrito entero se ha volcado con este concierto que llevábamos dos años esperando para organizarlo», comentó Manuel Martín.

Otra de las cuestiones que hay que resaltar en este acto es la aportación económica a temas sociales. Y es que la Asociación Cofrade la Humildad va a destinar un tanto por ciento de la recaudación a Cáritas.

Desde las 11:30 de la mañana y hasta las 18:30 fueron desfilando una a una los diferentes conjuntos musicales. Los que cerraron el acto fueron las dos agrupaciones musicales de la Hermandad de los Gitanos, María Santísima de las Angustias, conocida como la chica, y Nuestro Padre Jesús de la Salud, a la que llaman la grande para diferenciarla de la otra.

Con la actuación de estas dos agrupaciones se vivieron momentos muy emotivos pues sus aficionados jalearon y aplaudieron con fuerza cada tema que interpretaron, entre los que destacó La Saeta. Los diferentes directores de cada banda y agrupación recibieron de mano de los presentadores un pergamino recordatorio en agradecimiento a su participación. La buena temperatura y la agradable climatología acompañaron durante toda la jornada a los aficionados y músicos.