Los concejales socialistas Encarnación Martínez y Joaquín Díaz han realizado hoy una visita de inspección al colegio público San Ignacio de Loyola del Polígono San Pablo para exigir al Gobierno de Zoido que acometa de urgencia el arreglo del tramo de muro que lleva más de año y medio de espera y que cuenta con informe técnico municipal que alerta de su situación. De hecho, el muro se encuentra apuntalado en la parte interior del patio en la que los mismos profesores evitan que los alumnos jueguen o se aproximen, aunque sin embargo, no cuenta con protección alguna por la parte exterior pese a ser una habitual zona de paso peatonal de los vecinos del barrio.

En noviembre pasado el pleno municipal aprobó por unanimidad la moción socialista que instaba al arreglo dada la urgencia técnica justificada, aunque hubo que seguir reclamando la intervención en los plenos del distrito cada mes para que Zoido acabara incluyéndola en el listado de obras en colegios anunciadas en julio. «A día de hoy y pese a haber contado con todo el verano de por medio, esta obra sigue sin tener ni proyecto, ni presupuesto ni plazo, por lo que nos tememos que formará parte del conjunto de deudas pendientes del alcalde con los colegios que se arrastran sin solución de un curso a otro», como explica Martínez en relación a los 24 colegios que siguen esperando a que comience la obra y a los seis centros que ni siquiera tienen proyecto, como ocurre en el San Ignacio de Loyola.

Además, los socialistas han podido comprobar el lamentable estado de mantenimiento y conservación del centro a cuatro días vista del inicio de curso, haciéndose eco de las peticiones al Ayuntamiento cursadas por la dirección del para el adecentamiento del arenero infantil que acumula rastrojos y bolsas de basura, el parcheo de los deterioros del patio y el saneamiento y poda de árboles de gran porte que presentan desprendimientos de rama.