La Parroquia de San José Obrero se vistió ayer de gala para acoger el tradicional Pregón de Semana Santa que organiza el Distrito San Pablo-Santa Justa como preludio de la Semana Grande de Sevilla. En esta ocasión, fue el cofrade Gabriel Solís Carvajal, hermano mayor de la Pastora de Santa Marina, el pregonero designado para exaltar los sentimientos que afloran en cada estación de penitencia.

El acto contó con la actuación de la Sociedad Filarmónica de Pilas, quien interpretó las marchas procesionales «Virgen de los Reyes» y «Mater Mea», y con la asistencia de la corporación de la Hermandad de la Trinidad, de la Archicofradía de María Auxiliadora Coronada, y de la Hermandad Jesús Cautivo y Rescatado, además de la presencia de la directiva de la junta municipal del Distrito, encabezada por el delegado, Jaime Ruiz.

El pregonero de la pasada edición, Antonio Manzano, fue el encargado de presentar a Solís Carvajal, a quien definió como «un cofrade de renombre» y un «costalero de la palabra» y del que destacó su «devoción por las Glorias» y sus casi «200 pregones de Semana Santa» pronunciados tras un atril.

Solís Carvajal hizo gala de sus cualidades poéticas en un emotivo pregón que intercaló la prosa y el verso, en un sentido recorrido en el que nombró a todas las hermandades que procesionan en estación de penitencia hasta la Catedral de Sevilla, pero sin olvidarse de la devoción que encierran las corporaciones sacramentales y de Gloria.

A María Auxiliadora dedicó el pregonero sus primeros versos y le valieron los primeros aplausos de un público entregado. Continuó hablando del Viernes de Dolores y de las seis cofradías que recorren barrios como Pino Montano, Palmete, Triana o El Parque Alcosa. Y dedicó palabras para San José Obrero y la Virgen de los Dolores, titulares de la hermandad que actuó como anfitriona, poniendo énfasis a la hora de entonar: «Que no hay estrella ni soles que irradie más luz que tú, mi Virgen de los Dolores».

Otro momento especial para los presentes, representantes de entidades y vecinos del distrito todos, fue cuando el pregonero habló de la hermandad del Polígono San Pablo. Así, a Jesús Cautivo Solís Carvajal dedicó: «Por las calles de San Pablo, ya viene Jesús prendido, y Sevilla da su amor al más hermoso Cautivo». «Ahí comienza ese dolor que te llevará al madero, y se estremece la tierra cuando pasas en silencio envuelto por el aroma del incienso».

Tras más de dos horas de exaltación cofrade, el pregonero puso fin a su disertación entre una ovación de aplausos. A su término, el delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, le hizo entrega de un reconocimiento, que se hizo extensivo al presentador del Pregón, Antonio Manzano, y al hermano mayor de San José Obrero, Rafael Ramírez.

El delegado mostró su «enorme satisfacción» con el Pregón 2013 y valoró especialmente «la participación de todas las hermandades del Distrito, con las que seguiremos colaborando activamente», declaró.