El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, y la concejala Encarnación Martínez visitaron esta semana el colegio de educación especial para niños con algún tipo de discapacidad ‘Pablo Montesino’, «una institución de referencia para la provincia» que lleva más de 25 años trabajando y desde 1993 en San Pablo.

Espadas ha querido mostrar su respaldo al trabajo que realiza el equipo de 10 profesionales de la educación y conocer la pedagogía que desarrollan para fomentar la independencia y la autonomía de una veintena de alumnos de entre 3 y 21 años con necesidades especiales. Además de las clases, cuentan con un huerto y desarrollan talleres y actividades extraescolares y deportivas que fomentan las habilidades sociales con salidas por el barrio y otros puntos de la ciudad.

«Son una cooperativa de trabajo asociado que necesitan del apoyo municipal que merece ser renovado y acabar con la incertudumbre que genera saber si en el próximo curso podrán seguir disponiendo del mismo edificio municipal», explica el socialista. El régimen de uso del edificio es el de cesión municipal desde su traslado a principios de los 90 a San Pablo, por lo que se debe producir la renovación administrativa de la concesión, un punto en el que Espadas pide a Zoido «celeridad y agilización en la tramitación de la decisión que permita trabajar a la cooperativa con la tranquilidad de saber que el próximo curso seguirán en las mismas instalaciones dando continuidad al programa formativo. Deben tener garantía de continuidad para centrarse en lo realmente importante que es el servicio que prestan a los alumnos y sus familias».

«Aquí, además, hay empleo directo autogenerado y mantenido en el tiempo, que no se puede poner en riesgo, al igual que el centro de prácticas que supone para universitarios y profesionales, otra razón de peso para blindar el apoyo municipal», concluye.