A pesar del frío de esta noche, los vecinos del barrio de San José Obrero y de Bordas de la Rosaleda han sentido el calor de la Pasión gracias al concierto de marchas procesionales que la Sociedad Filarmónica de Pilas ha ofrecido en el parque Bordas de la Rosaleda, un acto organizado por el Distrito San Pablo-Santa Justa enmarcado en el programa cultural Sevilla Distrito de las Artes.

Sobre el escenario, un total de 70 músicos han interpretado unas diez marchas distintas, en un recital que se ha prolongado durante más de una hora y que era muy esperado por los vecinos, pues el concierto ha sido aplazado hasta en dos ocasiones debido a las lluvias.

La Sociedad Filarmónica de Pilas ya dio muestras de su suntuosidad armónica el pasado 19 de febrero, en el Pregón de Semana Santa del Distrito San Pablo-Santa Justa, celebrado en la parroquia de San José Obrero, y su ritmo instrumental tampoco ha decepcionado esta noche, envolviendo a los presentes en la cultura de la Semana Mayor de Sevilla.

Al acto han acudido muchos vecinos de los barrios del entorno, así como los líderes vecinales de las asociaciones El Triángulo y Bordas de la Rosaleda: Manuel Ferrer y Antonio Urbano, respectivamente. También han estado presentes miembros del patronato del Colegio San Pelayo, así como la directiva del Distrito San Pablo-Santa Justa.

El delegado del Distrito, Jaime Ruiz, ha subrayado que «este es el segundo concierto que organizamos en Bordas de la Rosaleda tras el de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla el pasado 26 de junio. Seguimos apostando por organizar eventos en un parque nuevo que fue recepcionado con muchas deficiencias por la anterior corporación. De hecho, ya hicimos unos arreglos en el vallado y en el último pleno de la junta municipal me comprometí a arreglar todo el perímetro de la valla de forma integral. Además, estamos contemplando la posibilidad de abrir un nuevo acceso en uno de los laterales del parque».

Por su parte, Manuel Ferrer, presidente de El Triángulo, ha declarado que «iniciativas como éstas dan vida a los barrios, por lo que felicito al Distrito por su organización y le animo a seguir actuando en este sentido».

Por último, Antonio Urbano, presidente de la entidad anfitriona del concierto, ha señalado que «escuchar un concierto de marchas procesionales en los albores de la Semana Santa, y en un enclave como éste, en el que además estamos rodeados por calles que aluden a la música, como Dinastía Músicos Palatín, creo que es algo muy grande. Desde la asociación llevábamos unos seis años pidiendo que viniera al barrio una banda de música, y éste concierto es el segundo evento que acogemos gracias al Distrito».