El Distrito San Pablo-Santa Justa ha firmado un convenio de colaboración con Urban Art Foundation, dando un paso más para encumbrar al Polígono San Pablo como el referente del arte urbano en Sevilla.

El acuerdo, rubricado por el delegado del distrito, Jaime Ruiz, y por el presidente de la fundación, Óscar Martos, establece la celebración de actividades de varias disciplinas artísticas en este barrio a lo largo de un año (con posibilidad de prorrogarse), y continúa la senda que se inició con el proyecto internacional «Arte para todos», una iniciativa que nació bajo el auspicio de la ONU y a la que el Distrito San Pablo-Santa Justa ha dado continuidad con la recuperación y colocación de cinco esculturas.

El acuerdo firmado se engloba dentro del proyecto «Urbanarte», y se ha materializado como primera actividad con el pintado de un nuevo mural en la calle Éfeso, entre el colegio público Miguel Hernández y la oficina de Correos. Se trata de una obra realizada por el artista sevillano Juan Tardío bajo el nombre de «Evolution City San Pablo», quien simboliza «los ritmos vitales de la ciudad, su día a día, un laberinto donde nos movemos en el que no hay entrada ni salida».

En el seno de este proyecto nace también la iniciativa «Experimento San Pablo», un encuentro de las artes -circo, música, danza, teatro,…- que recorrerá el próximo día 23 de mayo distintos enclaves del Polígono, en concreto, la calle Sinaí, la Plaza de la Toná, la Avenida de La Soleá y la Plaza Niño de Vallecas, y en el que participarán artistas consagrados y vecinos de todas las edades del barrio.

Como primera toma de contacto, «Experimento San Pablo» se ha presentado en los institutos de educación secundaria San Pablo, Las Aguas y Joaquín Turina, instando a los jóvenes «a participar activamente en el proyecto, y a que propongan sus ideas e inquietudes respecto al arte, ya que los centros escolares son la mejor cantera», señala Oscar Martos.

El objetivo es «que los jóvenes aprendan con la cultura urbana y que ésta se convierta en un ente regenerador de valores y emociones», y la expectación creada «ha sido enorme», pues «hemos constatado el potencial que tiene el arte callejero en las nuevas generaciones de vecinos del Polígono San Pablo», afirma Jaime Ruiz.

Por ello, el contrato firmado es «una prueba de la voluntad de hacer cosas para que este Distrito se convierta en una zona viva, en constante evolución, impulsando el arte urbano desde la libertad y a coste cero», declara el delegado, quien añade que «mi objetivo e ilusión es hacer del Polígono San Pablo un museo de arte al aire libre. Entre todos vamos a conseguir que sea escaparate único del arte urbano en Sevilla, y me agradaría que cada uno de sus barrios fuera impulsor de este tipo de expresión artística, para que se convierta en un distrito interesante para los visitantes y turistas».

El acuerdo establece que será el Distrito el encargado de buscar nuevos espacios que puedan acoger estas disciplinas artísticas y Urban Art Foundation contactará con los artistas, dando respuestas a las posibles necesidades para plasmar su obra. De esta manera se cumple una doble función, como es la de regenerar zonas que pudieran estar degradadas y la de dar oportunidades a los artistas para que compartan su talento con el resto de la sociedad.