Los alumnos del taller de teatro fueron los encargados de cerrar la triple gala de clausura de los talleres de San Pablo-Santa Justa. La obra «Prohibido suicidarse en primavera» cerró el curso 2012-2013 dejando un mejor sabor de boca si aún cabía.

Desde el lunes, el centro cívico San Pablo-Santa Justa despide el curso de talleres municipales 2012-2013. El lunes y el martes el patio se llenó de artistas y público para ver el resultado de talleres como aeróbic, flamenco, castañuelas o pilates. Y el miércoles tocaba el turno a los alumnos de teatro, quienes se encargarían de poner el broche final a esta triple gala de despedida.

La obra que eligieron para ese gran momento fue «Prohibido suicidarse en primavera», un trabajo que hizo reír a carcajadas a un público que llenó el salón de actos del centro cívico San Pablo. El Doctor Roda, ayudado por sus asistentes, Hans y Alicia, dirige una clínica llamada «El hogar del suicida», que alberga personajes apesadumbranos con vocación de acabar con su vida. Pero un día aparecen por allí, por error, dos periodistas, Fernando y Chole, que iban de viaje de novios. El amor y la alegría de esta pareja provoca un efecto extraño en el sentir habitual de la clínica.

Con unos suicidas de lo más divertidos, unos periodistas un tanto empalagosos, un doctor y una monja más que estirados, la comedia estaba servida y el público supo entenderla desde el primer momento, sus risas lo demostraban. De este modo, el cierre del telón apenaba mucho más ya que no solo se despedía una gran obra, magníficamente interpretada, sino que además se decía adiós a un curso lleno de experiencias.