El Distrito San Pablo – Santa Justa prepara su semana de actividades de la clausura de los talleres socioculturales, que será íntegramente en el Centro Cívico San Pablo.

El ciclo de actividades relacionadas con los talleres dará comienzo este viernes día 16 con la representación en el salón de actos de la obra teatral «Como mejor están las rubias es con patatas»  adaptación de la obra del genial autor Enrique Jardiel Poncela, y cuyo montaje corre a cargo del taller del teatro del distrito, dirigido por la monitora Esther Torres Mije. La entrada es gratuita hasta llenar aforo.

cartel-clausuraPara la semana siguiente, de lunes 19 a miércoles 21, se podrá contemplar en varios espacios del Centro un multitudinaria exposición de gran parte de las obras realizadas en los talleres de  artes y artesanías. Verdaderas obras de artes y artesanía realizadas con las más diversas técnicas y el mayor de los esmeros por los alumnos de talleres como patchwork, macramé, encaje de bolillos, flecos, pintura en tela, belenismo, restauración de muebles, pintura de caballete, cerámica, decoración y reciclaje de muebles…

Así, por ejemplo, también se podrá disfrutar de una singular proyección que han preparado los alumnos y la monitora Cristina Lozano de los talleres de Conocer Sevilla, dónde se podrá contemplar el aprendizaje y las visitas que a lo largo de la temporada han realizado por el patrimonio histórico-artístico de nuestra ciudad.

Por último y quizá más esperadas, dado su carácter lúdico-festivo, son las exhibiciones, que sobre el escenario ubicado en el patio del centro se sucederán a lo largo de las tardes del miércoles 21 y jueves 22. Estas exhibiciones son de lo más variadas y entretenidas ya que se puede asistir desde a un desfile de moda, a cargo de los talleres de corte y confección, como a una exhibición de talleres como batuka o aeróbic.

Sevillanas, castañuelas, bailes de salón, danza del vientre, baile flamenco, guitarra y muchos más talleres que durante ambas jornadas son el deleite de los asistentes, tanto por su variedad y colorido como por la destreza de los alumnos y monitores que los componen.

En definitiva, una semana para el disfrute no sólo de los alumnos y monitores de los talleres, sino de todos los vecinos del distrito que año tras años asisten masivamente a un acto tan entretenido como entrañable.