El cortejo real que hoy, 6 de enero, acompañará a sus majestades Melchor, Gaspar y Baltasar repartiendo ilusión y chucherías por las calles del distrito San Pablo-Santa Justa estará conformado por un total de 13 carrozas.

Como novedad, este año el desfile saldrá de las instalaciones del Polideportivo San Pablo y el itinerario discurrirá, por primera vez, por la calle Hermando del Pulgar. Así, a las 16:30 horas está previsto que inicie su salida la cabalgata, que se dirigirá hacia la calle Doctor Laffón Soto para recorrer a continuación: Éfeso, Manuel del Valle, Tharsis, Arroyo, Samaniego, Greco, Sinaí, Hernando del Pulgar, Luis Montoto, Tomás Murube, Greco, avenida de la Soleá, Jerusalén, Damasco, Antioquia, Pedro Romero y de vuelta a la calle Doctor Laffón Soto para entrar en el Palacio Municipal de Deportes a las 21:45 horas.

En la cabalgata participarán 150 niños y unos 300 beduinos. Además, estarán representados 15 colectivos con participación en el Distrito San Pablo-Santa Justa, entre asociaciones vecinales, culturales, cofrades y afines. Las carrozas que recorrerán los barrios serán cedidas por el Ateneo de Sevilla y los tradicionales caramelos se sustituyen por bolsitas cerradas de gominolas y chucherías.

Y es que para que la visita de los Reyes Magos al distrito sea lo más «responsable y cívica» posible, «los caramelos no se tirarán sueltos, con el objetivo de facilitar el trabajo de limpieza y recogida a los operarios de Lipasam, quienes también jugarán una importente labor desde la noche previa», añade José Manzano, quien lleva 20 años al frente de la Cabalgata de Reyes del Distrito San Pablo-Santa Justa.

Otra novedad importante es que Melchor, Gaspar y Baltasar, conscientes de las dificultades económicas que atraviesan muchas familias sevillanas repartirán este año, además de los tradicionales caramelos, productos de alimentación que se destinará a Cáritas y al Banco de Alimentos de Sevilla.

El presidente de la comisión organizadora explica que «La participación en el cortejo real de la cabalgata de los Reyes Magos lleva implícito, además del pago de la cuota tradicional, un requisito voluntario que es la aportación de un kilo de alimentos. Pese a que no es obligatorio, la medida ha sido muy bien aceptada y contamos ya con muchos alimentos que se entregarán a las familias más necesitadas».