La estación de Santa Justa acoge una exposición en miniatura sobre la historia del ferrocarril, desde 1890 hasta 1992, fecha de construcción del edificio. La maqueta, a escala 1/87, muestra la evolución de los trenes  y el paso del vapor a la tracción diésel y a la tracción eléctrica.

Más de 400 metros de vía y hasta 16 trenes juntos conviven en esta maqueta que mide 22,5 metros de largo por 3,5 de ancho, y que desde el año 1997 la asociación sevillana amigos del ferrocarril (ASAF) abre al público en Navidad.

El recorrido comienza en un poblado antiguo, en el que los trenes cargaban el carbón en las minas y lo llevaban a los puertos de las distintas ciudades. Un poco más adelante comienza la urbanización y llega el «boom inmobiliario», donde puede apreciarse desde la construcción de los primeros rascacielos hasta un parque de atracciones. Por último, una réplica exacta de la estación Santa Justa, el comienzo de los trabajos del Metro de Sevilla e incluso la fábrica Cruzcampo despide a los visitantes.

«La maqueta comenzaron a fabricarla los socios de ASAF en el año 93 y se finalizó en 1997. Desde entonces, sólo la abrimos al público en Navidad, ya que el mantenimiento es muy delicado», declara Alejandro García, vocal de actividades, quien explica que los materiales base son «corcho y cartón», aunque aclara que «sólo el dos por ciento de los trenes son artesanales. El resto se compran ya montados, al igual que las casas de los poblados».

El mecanismo que activa los múltiples elementos móviles -los trenes, los autobuses de Tussam, los telesillas, los coches, los semáforos, las atracciones del parque, los trabajadores de Renfe, etc.- funciona con transformadores de corriente continua de 12 voltios. Uno de los momentos más atractivos del recorrido es cuando se hace de noche y se explica a los visitantes el funcionamiento de los trenes en la oscuridad. Además, en cada edición se van sumando elementos a la maqueta, siendo novedad este año «un Talgo III, dos transformadores, una locomotora 252 y otra locomotora 7.200, además de algunos vagones», explica García.

La exposición permanecerá abierta en los bajos del andén 8 y 9 de Santa Justa hasta el 4 de enero, en horario de 17:30 a 19:30 horas. El precio de la entrada es de un euro. Durante estas fiestas, la muestra supera las dos mil entradas aunque, durante todo el año, ASAF recibe la visita de 300.000 escolares de Sevilla a los que se les explica la historia del ferrocarril y se les da una vuelta en la línea C4 que conecta Santa Justa con el Palacio de Congresos.