La delegada de Deportes, María del Mar Sánchez Estrella, ha señalado que «el señor Espadas es un indocumentado o un mentiroso, porque el IMD no cobra ficha alguna a los niños por practicar deporte, el pago de la ficha es a la Federación Andaluza, y no se ha llevado a cabo ninguna privatización, el ejemplo más claro lo tiene en San Pablo, donde la instalación es gestionada por el mismo club que antes, sólo que ahora después de un concurso público y no por una adjudicación a dedo como hicieron el PSOE e IU».

Sánchez Estrella ha indicado, en relación a las declaraciones del portavoz socialista, que «es penoso y lamentable que el señor Espadas intente utilizar a los niños y al deporte base con fines electoralistas a base de mentiras y populismo, criticando un modelo que dice que él revertiría, cuando este cambio de modelo es obligado porque su partido estaba incumpliendo la ley desde 2005. Ahora se extraña de que los clubes tengan que asumir gastos de luz o agua, cuando la realidad es que siempre han debido hacerlo, debido al artículo 26 de los estatutos de Juntas Rectoras, que además aprobaron precisamente en 2005 PSOE e IU, por lo que su incompetencia o su desvergüenza son enormes».

Sánchez Estrella ha reiterado que «en el año 2007, el secretario del Ayuntamiento emitió un dictamen en que dejaba muy claro que el modelo de gestión de las Juntas Rectoras no se ajustaba a ley y había que cambiarlo, pero el PSOE miró para otro lado como suele hacer. Este Gobierno es responsable y ha asumido el cambio de modelo para cumplir con la ley, pero no se han privatizado las instalaciones, que continúan siendo públicas».

La delegada ha señalado que «el IMD se dirigió a las entidades que estaban gestionando los centros deportivos para exponerles este proyecto, que es una oportunidad de consolidarse y crecer como entidad gestionando de forma legal una instalación municipal, cumpliendo con los gastos e ingresos que genera, como tenía que haber sucedido desde el 2005. Los técnicos del IMD prepararon planes de viabilidad para los pliegos técnicos de cada instalación deportiva con los gastos e ingresos que pueden generar, los clubes los conocían y si se presentaron al concurso es porque estimaron que era viable y rentable, como así es».

Así, «el precio de uso de las Instalaciones debe estar en correspondencia a las ordenanzas de precios públicos y tienen que ser aprobados por el IMD, por lo que no aumenta de manera importante. Y además este Gobierno ofrece un programa de subvenciones al deporte base que este año supera el millón de euros y respalda a un total de 609 proyectos o iniciativas en materia deportiva. Es la mayor cifra concedida de los últimos cinco años en materia de subvenciones al deporte».