Los tres clubes de fútbol del Polígono de San Pablo, U.D. Soleá, C.D. El Pilar y C.D. Antoñito celebraron el pasado 31 de mayo la clausura de la temporada. El Centro Deportivo San Pablo fue el escenario elegido para la ocasión y es que las instalaciones de la calle Tesalónica es el centro neurálgico de las tres entidades.

Hasta allí se desplazaron unas mil personas además del delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, para entregar los numerosos trofeos y galardones que allí se repartieron. Según Jaime Ruiz, “estoy muy satisfecho por acudir otro año más a esta fiesta del deporte. Me siento muy cómodo además con el cariño que me demuestran “Joselito” o Antonio entre otros directivos”.

También tuvo palabras Ruiz para los que dirigen los banquillos. «Quiero hacer mención especial a todos los entrenadores que hacen posible que estos equipos luchen y disfruten del fútbol en estado puro. Sin ellos esta clausura sería diferente y exenta de valores como el compañerismo, la superación y la lucha por llegar a lo más alto posible en el fútbol sevillano», concluyó Jaime Ruiz.

Entre los éxitos obtenidos por estas tres entidades deportivas se encuentran los ascensos a Primera Regional Infantil del C.D. El Pilar y a Preferente Benjamín, también por parte del C.D. El Pilar.

En cuanto a los reveses de la temporada se encuentra el descenso a Primera Provincial del buque insignia, la U.D. Soleá de categoría senior que perdió la plaza en Preferente tras finalizar penúltimo a siete puntos de la salvación. También bajó el cadete de El Pilar a Segunda Provincial.

Al acto acudieron los tres presidentes, José Segura Pardo «Joselito», del C.D. El Pilar, Francisco Moreno Vázquez de la U.D. Soleá y Antonio Ramiro, presidente del C.D. Antoñito. Aunque los tres clubes funcionan como entidades diferentes, a nivel federativo, tanto el C.D. El Pilar como el C.D. Antoñito, son filiales de la U.D. Soleá.

Para el presidente del C.D. El Pilar, «Joselito», «la temporada ha sido buena en lo deportivo pero nefasta en lo económico. Hemos trabajado muy a gusto y los problemas que han surgido son los propios de cada temporada».

Y es que no son pocos los inconvenientes que van surgiendo a medida que transcurre la competición además de la presión de los resultados. En este sentido «Joselito» lo tiene claro. «Aunque nos marcamos unos objetivos deportivos los que priman son los educacionales. Aquí enseñamos a respetar al rival y al compañero. Queremos estar lo más arriba posible pero siempre que los niños se diviertan jugando», manifestó «Joselito».

La jornada concluyó de madrugada aunque de las instalaciones deportivas salieron a la 1:00 que fue la hora máxima permitida por el Instituto Municipal de Deportes. El distrito San Pablo-Santa Justa colaboró con el escenario, las sillas, las mesas y el sonido, además de con la presencia de su delegado, Jaime Ruiz, y de la subdirectora, Fátima Ruiz.