La IV carrera popular y solidaria organizada por el Club Santa Clara volvió a poner de manifiesto el tirón que están teniendo este tipo de iniciativas. Hasta 740 participantes se dieron cita en la barriada de Santa Clara para correr los 5 kilómetros que tenía el recorrido.

Uno de los asistentes al acto fue el delegado Jaime Ruiz, que dio el pistoletazo de salida. «Un año más vengo a apoyar con mi presencia esta carrera solidaria que tiene como objetivo fomentar el running y al mismo tiempo colaborar con los más necesitados».

Y es que los cinco euros que constaba la inscripción han ido destinados a Cáritas de la Parroquia de Santa Clara y a la Asociación Niños con Amor.

Los niños tuvieron que pagar dos euros de categoría cadete hacia abajo y la obra social de La Caixa contribuyó con 2.000 euros que también redundarán en mejorar la situación de los que peor lo están pasando.