La delegada de Deportes del Ayuntamiento de Sevilla, María del Mar Sánchez Estrella, ha calificado como «un ejercicio de auténtico cinismo político y demagogia» las críticas realizadas por el PSOE por el cierre de la piscina de San Pablo, pues ha recordado que «la piscina está cerrada desde 2007, cuando gobernaba junto con IU, y en cuatro años fueron incapaces de arreglarla, a pesar de contar con grandes presupuestos en inversiones e incluso con una subvención de 800.000 euros concedida por la Junta de Andalucía para reparar la cubierta, por lo que resulta inadmisible que nos exija que hagamos ahora, en dos años y con un presupuesto muy limitado por la situación actual, lo que ellos no hicieron en cuatro y mientras despilfarraban el dinero del IMD».

Sánchez Estrella ha comentado que «este Gobierno se vio obligado a renunciar el año pasado, por responsabilidad, a la subvención de la Junta, puesto que uno de los requisitos para su concesión era la finalización del arreglo en septiembre de 2012 y cuando llegamos ya no había tiempo material para cumplirlo, porque PSOE e IU no habían hecho nada hasta entonces». La delegada de Deportes ha indicado que «además, el presupuesto total de la reparación de la piscina es de 3.200.000 euros, una cantidad cuyo pago no estamos en disposición de afrontar, más aún teniendo en cuenta el estado calamitoso en que heredamos las cuentas del IMD, con un agujero de 3,5 millones de euros, entre deuda viva y cantidades pendientes de pago y varios proyectos estancados que hemos tenido que ir desbloqueando».

Sánchez Estrella ha reclamado además al PSOE que «no intente engañar a los sevillanos mezclando temas que no tienen ninguna relación, como que apostemos por la colaboración público-privada en algunos centros como La Fundición, algo necesario para finalizar un proyecto que nos dejaron inacabado, o el cambio de modelo en las Juntas Rectoras, indispensable para regularizarlas, pues están incumpliendo la ley desde 2007 porque PSOE e IU no fueron capaces de afrontar su modificación».

La delegada de Deportes ha reiterado que «cuando llegamos al Gobierno teníamos muy claro que había que cambiar el modelo deportivo de la ciudad, ser responsables con el dinero público y trabajar con eficacia y eficiencia dentro del marco económico en el que vivimos. La época de grandes presupuestos y planes de inversión del Gobierno central no sirvieron para crear una estructura sólida en el deporte sevillano. Está claro que hay muchos aspectos que se pueden mejorar y trabajamos para ello, pero hay datos irrefutables que todo el mundo debe saber, como que el Maratón, con 400.000 euros menos de presupuesto, ha batido todo tipo de récords, al igual que el circuito de carreras populares, que con 300.000 euros menos de presupuesto está registrando cifras muy buenas de inscritos y participantes».

Sánchez Estrella ha afirmado que «además, esto no es privatizar, sino cuidar el dinero público y actuar con transparencia y criterios de valoración equitativos, no con convenios a dedo como antes. Entre otras cosas, las bonificaciones de precios públicos del IMD son las más importantes en Andalucía y España, las instalaciones deportivas tienen unos precios asequibles comparados con otras ciudades, hemos creado el abono deporte y este Gobierno ha abierto por primera vez las piscinas para baño recreativo durante todos los días y no sólo el fin de semana como hasta ahora».