El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha criticado este lunes las «innumerables mentiras e invenciones» que el Gobierno local del PP viene difundiendo «sin ningún tipo de pudor», desde que comenzó el presente mandato corporativo, en relación con el Mundial de Baloncesto que se celebrará en la capital hispalense durante el verano del próximo año.

Para Torrijos, este caso «ilustra con total claridad el fraude político que representa el señor Zoido» y vuelve a poner sobre la mesa su «lamentable falta de credibilidad». Y es que, según ha subrayado, en menos de dos años el alcalde ha pasado de prometer a bombo y platillo un nuevo pabellón multiusos, «como los de la NBA y sin coste alguno para el bolsillo de los sevillanos», a no disponer ni de los fondos suficientes para afrontar la rehabilitación del antiguo Palacio de los Deportes de San Pablo, la opción a la que terminó aferrándose el PP tras fracasar en su intento por financiar la construcción del equipamiento que estaba llamado a albergar dicha competición.

Así, Torrijos ha lamentado la «permanente tomadura de pelo» a la que el PP somete a la ciudadanía sevillana, ya que, según ha denunciado, «al final no sólo no habrá pabellón nuevo ni reforma integral de San Pablo, como se nos aseguró a posteriori, sino que a día de hoy no están ni garantizadas unas mínimas mejoras puntuales en esta infraestructura». Máxime –ha agregado– después de que el Consejo de Administración del Instituto Municipal de Deportes (IMD) haya acordado este lunes, con el voto contrario de IU, una modificación del anexo de inversiones del ejercicio presupuestario 2013, en virtud del cual el Gobierno de Zoido ha desviado a otros usos las partidas originalmente contempladas para adecentar este centro de cara al Mundobásket 2014.

En concreto, según ha precisado Torrijos, de los «escasos» 300.000 euros reservados para este cometido, el Ayuntamiento ha gastado ya 130.000 euros en obras de urgencia que no se encuentran directamente relacionadas con este evento, a la par que pretende destinar los 170.000 euros restantes a intervenciones presuntamente «necesarias y de emergencias» en otros centros deportivos de la ciudad.

«Esta es una prueba más del total desnortamiento en que se halla inmerso el IMD desde que el PP tomó las riendas del Gobierno local», ha aseverado Torrijos, quien considera que esta «enésima muestra de improvisación» confirma lo ya advertido por Izquierda Unida en los debates presupuestarios de 2012 y 2013: «Que Zoido no tiene ni la más remota intención de sacar adelante ninguna de las nuevas instalaciones deportivas que prometió desde la oposición y durante la campaña electoral».

A este respecto, Torrijos ha recordado que los únicos tres complejos deportivos que el alcalde inaugurará a lo largo de este mandato (localizados en Sevilla Este, Carretera de Carmona y Triana) ya fueron proyectados, licitados y adjudicados por el Gobierno municipal anterior, cuando era la federación de izquierdas la que dirigía el IMD. De ahí que, ante la falta de iniciativas propias, «no es de extrañar que pronto volvamos a ver al señor Zoido colgándose medallas ajenas y vendiendo más humo sin cortarse un pelo», ha abundado el portavoz de IU.

Por último, Torrijos ha censurado el hecho de que el PP «no sólo no invierta ni un euro en la creación de nuevas instalaciones deportivas y se apropie de proyectos que no le corresponden, sino que, para colmo, ni siquiera sea capaz de asumir el mantenimiento de las ya existentes», al no consignar partidas presupuestarias para cubrir las necesidades básicas de conservación y reparación de estos espacios municipales, a los que «hace tiempo decidió condenar al más absoluto de los abandonos, al deterioro y a la continua pérdida de calidad», ha sentenciado.