El Distrito San Pablo – Santa Justa ha procedido al adecentamiento de una zona de aparcamientos en la calle Éfeso con el extendido de la grava denominada zahorra.

«Poco a poco estamos consiguiendo que en el Polígono de San Pablo desaparezcan esas zonas terrizas inundables que tan mal aspecto dan al barrio en los días de lluvia. Mi objetivo es conseguir que la presencia de barrizales en San Pablo forme definitivamente parte del pasado», asevera Jaime Ruiz, delegado del distrito.

Y es que, efectivamente, en el Polígono de San Pablo habían proliferado durante años estos espacios terrizos que sirven de aparcamientos, provocándose en los días de lluvias acumulaciones de agua y barro. Así, desde el distrito se viene actuando con el fin de atajar este problema, bien pavimentando como en el caso de la calle Sinaí, Sevillanas, Plaza del Polo, Plaza de la Meninas o la esquina de calle Tesalónica con Damasco, o bien con el extendido de zahorra, grava muy permeable al agua, en la calle Tarso y ahora en esta zona de la calle Éfeso, así como próximamente en un sector de la calle Seguirilla.