El Distrito San Pablo-Santa Justa está llevando a cabo la colocación de dos imbornales y un pozo de agua para la recogida de agua de lluvia. La solicitud de un vecino que los días de lluvia se encontraba con el problema de la acumulación de agua pluvial en el paso de cebra más cercano a la gasolinera de la calle Tarso y que impedía el normal transcurrir de los peatones por el mismo, llevó al distrito a realizar la gestiones oportunas para solucionar este inconveniente.

En este sentido, según el delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «quiero dar las gracias a Don Antonio Carmona, ya que a través de su solicitud ha ayudado a mejorar las calles de su barrio. Mi objetivo como delegado, en la medida de lo posible, es atender a todas las solicitudes orientadas a mejorar el entorno urbano del distrito. Por ello, animo a los vecinos a que nos hagan llegar sus propuestas y me comprometo a que se estudiará la viabilidad de cada una de ellas. Los últimos datos que hemos ofrecido desde el distrito en el Pleno de la Junta Municipal indican que estamos en un 63,17 % de resolución de peticiones presentadas en Registro. No obstante, seguiremos avanzando en este sentido y continuaremos dando datos, información ésta, por otro lado, que nunca veía la luz durante la gestión de la anterior delegada del distrito».

Así, la creación de sendos imbornales y el pozo de agua se suma a otras obras de mejoras realizadas en la calle Tarso, como son la colocación de césped artificial y arreglo de alcorques en la mediana, la pavimentación de aceras, alcorques y paso de cebra en la confluencia con Avenida del Greco,o la mejora de las zonas inundables con el extendido de una grava muy permeable al agua denominada zahorra.