El Ayuntamiento de Sevilla, a través del distrito San Pablo-Santa Justa, está acometiendo la obra del muro del colegio San Ignacio de Loyola.

Según el delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «estamos actuando en los lienzos del muro que presentaban un riesgo para los escolares antes del periodo de lluvias, que fue el compromiso que adquirí con la directora del centro, María José Franco».

Estas grietas en el muro del colegio aparecieron en 2008 como consecuencia de la obra del nuevo centro de Servicios Sociales, «pero el anterior gobierno nunca se planteó solucionar este problema que podría afectar a la integridad física de los niños. En cambio, el gobierno de Zoido ha puesto en marcha todo lo necesario para acabar con esta situación».

La actuación en este centro escolar, ubicado en la calle Manolete y en el que cursan sus estudios 270 niños de Infantil y Primaria, cuenta con un presupuesto de licitación de 44.723,72 euros.

En los arreglos está contemplado la demolición de los tramos afectados, la cimentación con hormigón armado, el muro de sustitución de ladrillos, el vallado de malla galvanizada hasta 2,20 metros de altura y la reposición del pavimento interior y exterior afectado.