En la barriada de Santa Clara, del Distrito San Pablo-Santa Justa, comenzaron este lunes las obras de mejoras que se están acometiendo en la avenida Villas de Cuba. Se trata de una actuación con fondos propios del distrito que consiste en la sustitución de los parterres de albero por otros de hormigón impreso. Estas zonas quedaban inundadas con las lluvias y dificultaban los accesos a las viviendas.

Además se va a rebajar el acerado en determinadas partes para que las personas que van en silla de ruedas puedan acceder al parque Gran Vía. También se ha contemplado la sustitución de numerosos bordillos. Según los responsables de la ejecución de la obra, ésta finalizará antes del 15 de diciembre en una primera fase. Para el año que viene y ya con los nuevos presupuestos, se acometerá la segunda.

El presupuesto total alcanza los 35.932,73 euros pero con este dinero también se va a arreglar la calle Pedro Menéndez de Avilés, junto al club social Santa Clara, dónde se va a arreglar el acerado. Esta actuación comenzará la semana que viene.

Para el delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «con esta intervención solucionamos un problema histórico y no me explico como las anteriores corporaciones municipales no hicieron nada al respecto con lo deteriorado que están los parterres. Quiero manifestar mi apoyo a unos vecinos que han estado olvidados por los anteriores gobiernos de la ciudad pero que con este nuevo equipo ya no están solos».

Uno de los residentes de Santa Clara que ha mostrado mayor entusiasmo con la obra ha sido Antonio Gutiérrez, el director de la escuela infantil «Limoncho», que tiene en sus aulas a 80 niños de entre 1 y 3 años. Según su testimonio «hace 30 años fue la primera vez que vecinos de Santa Clara solicitaron sustituir los parterres de albero por otros de hormigón. En la puerta de mi guardería se han visto verdaderos números cuando los padres tenían que llevar o recoger a sus hijos en días de lluvia. Esta era una obra muy deseada y necesaria. La sensación que teníamos respecto al Ayuntamiento era de abandono».