Los vecinos de la Avenida Villas de Cuba están de enhorabuena tras haber concluido las obras de sustitución de parterres de albero por otros de hormigón impreso. Tal y como estaba previsto, la obra terminó a finales del pasado mes de diciembre. En apenas un mes, se ha arreglado buena parte del acerado, sustituido los parterres y se ha rebajado el acerado en determinados puntos para que los minusválidos tengan mayor facilidad a la hora de acceder al parque Gran Vía.

La obra se ha ejecutado con fondos propios del distrito y el presupuesto total alcanza los 35.932,73 euros pero con este dinero también se está mejorando la calle Pedro Menéndez de Avilés, junto al club social Santa Clara, dónde se va a arreglar el acerado. Esta ejecución constará de dos fases, esta primera que se ha realizado, y otra que se ejecutará en 2013 ya con los nuevos presupuestos y con la que se continuará sustituyendo parterres de hormigón, acerado y bordillos en la misma Avenida Villas de Cuba.

Para el delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «esta obra tiene carácter histórico pues fueron muchos los años que los vecinos estuvieron detrás de esta actuación. Pero ninguna de las anteriores corporaciones municipales se hizo eco de sus peticiones a pesar de llevar más de 30 años reclamando esta obra. Además de valorar la paciencia vecinal quiero destacar que cuando se quieren hacer las cosas se hacen. Habría que preguntarles a los anteriores equipos de gobierno de esta ciudad por qué han ninguneado durante tantos años a los vecinos de Santa Clara».

Se da la circunstancia que en uno de los tramos arreglados se encuentra una guardería que acoge a niños de entre 1 y 3 años. Cada vez que llovía, todo el acceso al centro escolar quedaba anegado y los padres y madres tenían enorme dificultad para recoger a sus hijos con los carritos. Por eso, el director de la guardaría «Limoncho», Antonio Gutiérrez, ha sido uno de los que más le ha agradecido la actuación al delegado. «Sin duda, la determinación de nuestro delegado, Jaime Ruiz, ha sido fundamental para que estos arreglos se llevaran a cabo. Tras más de 30 años solicitando esta actuación, por fin vemos el problema solucionado. Le agradecemos enormemente a Jaime Ruiz la buena disposición mostrada desde el primer momento que nos pusimos en contacto con él», aseguró Gutiérrez.

Aunque aún no hay fecha fijada para la segunda fase de la obra, desde el distrito San Pablo-Santa Justa esperan ejecutarla antes de que finalice la próxima primavera.