El centro de salud Esperanza Macarena de Sevilla, en la calle María Auxiliadora, ampliará en diez su número de consultas a partir del mes de diciembre, lo que permitirá que los usuarios de la barriada de Gonzalo de Bilbao reciban asistencia sanitaria en este centro. En una nota, la Junta ha explicado que para ello el equipo de profesionales que antes trabajaba en el centro de salud Gonzalo de Bilbao (a escasos 600 metros de Esperanza Macarena) prestará ahora sus servicios en estas nuevas dependencias, con lo que los usuarios (unos 14.000 sevillanos) seguirán conservando su profesional de referencia.

La población infantil del centro de salud Gonzalo Bilbao, 2.800 menores, será atendida ahora por sus pediatras de referencia en el centro de salud Ronda Histórica, donde se creará un equipo especializado de pediatría con mayor accesibilidad a servicios como radiología y odontología, situados en estas instalaciones, y que está a una distancia de kilómetro y medio de Gonzalo de Bilbao. La ampliación de consultas de Esperanza Macarena y el cierre de Gonzalo de Bilbao son parte de las medidas que el Distrito Sanitario Sevilla va llevar a cabo dentro de su Plan de Eficiencia en los próximos meses y entre las que también se encuentran la ampliación de horario del centro de salud de El Cachorro, que pasará a estar operativo las 24 horas del día, los 365 días del año.

Esta apertura será paralela a la suspensión de los servicios que actualmente se ofrecen en el Centro de Atención Continuada de Triana, abierto de 20 a 8 horas y 24 horas los fines de semana y festivos y que se encuentra a escasos 150 metros del centro de salud El Cachorro. Además, se está estudiando la situación de los centros con alquileres elevados y la disponibilidad de espacios en otros centros, para gestionar de forma adecuada los recursos y seguir prestando asistencia sanitaria adecuada a los ciudadanos.

El distrito ha planificado también un plan de comunicación para los ciudadanos y profesionales con cartelería en los centros e informaciones en los medios de comunicación cuando sean efectivos los cambios.

Ahorro de 600.000 euros anuales
Estas reubicaciones, según Salud, «no suponen ningún cambio de adscripción de ciudadanos a sus profesionales sanitarios de referencia», permitirá al Distrito Sanitario Sevilla ahorrar casi 600.000 euros anuales por alquiler del edificio y mantenimiento (energía eléctrica, agua, tributos, transportes, limpieza, comunicaciones, etc).

El Hospital Virgen Macarena ha procedido también a la reorganización de las consultas externas del Centro de Especialidades Esperanza Macarena para así dotar de consultas libres el área de Atención Primaria del edificio. Concretamente, habrá diez consultas médicas más que serán utilizadas por el Distrito Sanitario Sevilla. Además, algunas de las consultas de especialidades del Centro de Especialidades Esperanza Macarena se han trasladado al centro Policlínico, al Centro de Especialidades San Jerónimo o al Hospital de San Lázaro.

Otras se han trasladado internamente. Esto tampoco supone ninguna disminución en el número de consultas, consiguiéndose incluso incrementar el número de las mismas en algunas especialidades, según la Junta. En el Centro de Especialidades Esperanza Macarena se han realizado traslados internos de consultas de especialidades. Así, han cambiado su ubicación las tres consultas de Obstetricia, Ginecología y Ecografía de 20 semanas, área a la que se ha incorporado, además, un especialista en Ginecología y Obstetricia procedente del centro de atención primaria Gonzalo de Bilbao. Las consultas de Otorrinolaringología, con cuatro facultativos de cupo, y la consulta de Audiometría, también se han trasladado de forma interna.

Por su parte, dos consultas de Otrorrino de primera visita se ubicarán en el Centro de Especialidades San Jerónimo. Las consulta de Neurología y Dermatología pasan al Centro Policlínico. Se trata de consultas de primera visita solicitadas desde Atención Primaria, por lo que en su mayoría son pacientes que acuden por primera vez a esta consulta. También pasan a este centro, parcialmente, una consulta de Digestivos y una consulta de Endocrinología, mientras que una consulta de Cardiología se trasladará al Hospital de San Lázaro, dotando así a este edificio de un facultativo especialista más y de una especialidad que no estaba introducida en este centro. En San Lázaro se crean, por tanto, dos consultas nuevas (una de aparato locomotor y una de cardiología). Con esta reorganización se generan espacios de consultas libres para aumentar el número de consultas de Atención Primaria, donde también está en proyecto crear sala de reuniones, nuevas consultas, y otros espacios ya compartidos como sala de extracciones de muestras de sangre, etc.