La vuelta al cole será especial para alumnos, padres y profesores del colegio Nuestra Señora de Andévalo en la Calle Rojas Zorrilla. El Distrito San Pablo-Santa Justa ha realizado una obra integral para mejora del cerramiento con cargo a fondos propios del distrito. Se han instalado diez metros de valla perimetral modelo Sevilla frente a las dos puertas que usan los más alumnos más pequeños, así como tres bolardos junto a las puerta de acceso de los mayores que evitan la invasión del acerado por cualquier vehículo.

«La educación se cuida desde lo más básico y tener un acceso seguro al centro educativo lo es. Cualquier niña o niño de San Pablo-Santa Justa debe tener un acceso normalizado a su centro de estudio», ha explicado el delegado de Distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz. «Esta intervención continúa los trabajos para mejorar la seguridad de los centros del distrito, como la que se hizo en el CEIP Borbolla con vallas perimetrales que protegen la salida de los alumnos del comedor. Seguiremos escuchando a las comunidades educativas, asociaciones y vecinos para mejorar el Distrito, porque es la manera de gobernar del Partido Popular», ha añadido.

Según fuentes del distrito, los vecinos dan también su aprobación a esta intervención. El presidente de la asociación de vecinos Huerta Santa Teresa, Miguel Cáceres, ha afirmado que «por parte de la asociación de vecinos vemos bien todas las mejoras que se están produciendo en el barrio. Este Delegado está apostando por el barrio y por solucionar lo que encontró desarreglado» Según Marisa, vecina del barrio, «así es mucho más difícil que los niños se lancen a la calzada. Otro problema es que a veces los conductores aprovechan los espacios sin árboles para dejar el coche. Pero no deberían hacerlo junto a un colegio. Me alegro porque mejora la seguridad de todos».

La calle Rojas Zorrilla está en pleno barrio de la Huerta de Santa Teresa, cuenta con un único carril para el tráfico rodado y comunica las calles Greco y Baltasar Gracián