El delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, ha declarado en el pleno municipal que «en cuanto haya partida presupuestaria para 2013, la primera actuación a acometer en los centros educativos será el arreglo del muro del colegio público San Ignacio de Loyola». De hecho, el delegado definió como «una prioridad» esta actuación, debido «al riesgo potencial que supone el muro, una imagen que no me gusta nada», declaró.

El muro exterior del colegio se ha visto afectado por la obra del centro de servicios sociales colindante que construye la empresa municipal Emvisesa. Según apunta la jefa de estudios del centro, María del Carmen León, «fue el arquitecto del Ayuntamiento quien, al quitar el cierre que delimitaba la obra del edificio anexo, se dio cuenta de la débil cimentación que tenía el muro, informándonos del riesgo que había para los escolares. Inmediatamente, la dirección acordonó esta zona, prohibiendo el paso con unas vallas y procedimos a denunciar con varios escritos el asunto al Gobierno local».

El centro educativo, situado en el barrio D del Polígono San Pablo, acoge a unos 270 niños de Infantil y Primaria, es decir, desde los 3 a los 12 años. La directora, María José Franco, declara que aparte de la zona que pega al edificio municipal, «el otro extremo del muro, el más cercano a la iglesia, también está dañado».  En esta parte se observan unas grietas «surgidas, al parecer, a raíz de unas obras realizadas en verano», cuando «la máquina compactadora empezó a trabajar con el objetivo de renovar las pistas deportivas». La dirección asegura que «nos dimos cuenta de las fisuras a la vuelta de las vacaciones estivales, en septiembre, y desde entonces estamos también denunciando este problema. Hasta la fecha han venido muchos técnicos a inspeccionar el muro, hasta los bomberos, y sabemos que se ha hecho algún apaño, pero lo que demandamos es un arreglo integral».

La actuación en el muro del colegio fue una petición que el Grupo Socialista llevó al Pleno del Ayuntamiento, tras una visita realizada al centro escolar por parte del portavoz socialista, Juan Espadas, y de la concejal Encarnación Martínez.