El Distrito San Pablo-Santa Justa, con la colaboración de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, ha colocado cuatro nuevos bancos en la plaza de la Toná del barrio A del Polígono de San Pablo.

Estos bancos sustituyen a otros cuatro que el vandalismo de unos pocos se encargó de destrozar. Los nuevos son de fundición de hierro mientras que los anteriores combinaban la madera con este metal.

Según el delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «hemos colocado estos bancos tan pronto como nos ha sido posible teniendo en cuenta que la plaza de la Toná es un lugar de esparcimiento y punto de encuentro de numerosos vecinos. Además de estos, los dos talleres permanentes del Distrito, el de Flamenco y el de los Scouts, también aprovecharán y harán buen uso de este mobiliario urbano».

Cada banco tiene un coste de 430 euros por lo que la cantidad aportada desde la Gerencia de Urbanismo ha sido de 1.720 euros.

Desde las redes sociales del Polígono de San Pablo se había hecho mucho hincapié en la solución de este problema que ya se ha resuelto gracias a la insistencia del delegado Jaime Ruiz.