El Distrito San Pablo-Santa Justa cuenta con un tejido asociativo muy activo gracias a personas que de forma desinteresada se vuelcan en el trabajo comunitario y de organización, quitando tiempo a sus actividades particulares y familiares. Uno de estas entidades es Inti-Raymi, el grupo scout de San Pablo que a partir de ahora desarrollarán su actividad en una nueva sede.

Para Jaime Ruiz, delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, «había que solucionar la situación de este grupo Scout y dada su trayectoria y trabajo altruista era una oportunidad para pedirles que dieran un poco más y que colaboraran para todos los jóvenes del Distrito desde su nueva sede».

Y es que el Grupo Scout Inti-Raymi es una las entidades que más servicio ha ofrecido a los vecinos, especialmente a niños y jóvenes, de la zona de Santa Justa. Durante 44 años han educado en valores, desarrollo personal y respeto del medio ambiente desde un local en el barrio de San José Obrero. Hace un año se vieron obligados a dejar su barrio de toda la vida y acudieron al Distrito buscando una solución para que su voluntariado tuviera continuidad.

En palabras de Ruiz «es por eso y porque su experiencia y labor son patrimonio vivo del Distrito que les propuse llevar a cabo el Taller Permanente Juvenil, con base en un local municipal de la Plaza de la Toná. Y desde allí ya se han ganado a los vecinos».

Afirmación que corrobora Ángel Díaz García, responsable del grupo Scout,  «la acogida ha sido buena. Los comercios y la peña se han volcado con nosotros. Estamos muy agradecidos al Distrito porque nos han ofrecido una solución al alcance de la mano, recibiéndonos con las puertas abiertas. La gente sabe  que estamos haciendo esto de forma gratuita, sólo por los demás».