El Ayuntamiento ha comenzado un estudio para inventariar todos los bloques de pisos de Sevilla que carecen de ascensor y cuáles tienen prioridad para su colocación en función de la edad de sus residentes o los problemas de movilidad que puede tener alguno de sus vecinos. El propio alcalde se lo desveló ayer a varios residentes de la plaza Sueño del Patricio, en el Polígono San Pablo, durante una visita en la que anunció la ejecución de unas obras de mejora en la zona. Su gran propuesta para los barrios en este mandato será un plan para colocar ascensores con la financiación de la Junta de Andalucía, el propio Ayuntamiento y los vecinos de cada bloque, que también tendrán que poner una parte del presupuesto. «Vamos a estudiar las prioridades para hacer un listado e ir acometiendo las obras en función del dinero que vayamos teniendo», expuso Espadas al vecino de San Pablo que se interesó por este tema. Es más, el alcalde también le explicó que «ya hemos iniciado ese estudio desde Urbanismo y tenemos el compromiso de la presidenta de la Junta».

De momento, el plan está en fase embrionaria y sólo se ha impulsado la ejecución del inventario de bloques de pisos de la ciudad que tienen esta necesidad, a lo que habrá que sumar informes de los servicios sociales sobre las condiciones de los residentes y la necesidad de ascensores que estos tienen para poder desplazarse desde sus casas a la calle con facilidad.

Este anuncio se produjo durante un acto en el que el alcalde presentó un plan de inversión de 600.000 euros en los distintos barrios de la ciudad para actuaciones de accesibilidad, reurbanizaciones o pavimentaciones, entre otros. Espadas subrayó que estas «microactuaciones» forman parte de un «compromiso personal y político» asumido en los primeros meses de mandato y detalló que estas obras han sido propuestas por Urbanismo y por los propios distritos.

San Pablo

Concretamente, en San Pablo habrá dos actuaciones por valor de 110.000 euros, de los que la Gerencia invertirá 56.639 en el Sueño del Patricio, con el acondicionamiento de zonas terrizas, una nueva pavimentación, integración de distintos espacios, alcorques y sustitución de algunas zonas degradadas, unas obras que eran «una asignatura pendiente». Igualmente, el distrito añade otros 54.939 euros para el vallado de la zona y otra serie de actuaciones en la avenida de la Soleá, para la pavimentación de zonas terrizas en la calle Sinaí y para la incorporación de la solera de hormigón en la calle Doctor Laffón Soto. Ambas obras tendrán una duración de un mes.

Torreblanca, Sur y Casco Antiguo

Junto a estas actuaciones en San Pablo, hay otras que se están poniendo en marcha, algunas de ellas adjudicadas, como el acondicionamiento y mejora de accesibilidad en la plaza Salvador Valverde en Torreblanca (19.563 euros); la mejora de accesibilidad en la calle Victoria Domínguez Serrato del Distrito Sur (20.547 euros); o la mejora de accesos peatonales en Isabel la Católica (59.923 euros). Esta última vía también se verá beneficiada por la actuación la repavimentación que también afectará a Gran Capitán y Cardenal Bueno Monreal (59.923 euros).

Por último, también se acometerá la mejora de accesibilidad peatonal y ciclista en la calle Recaredo.