El portavoz y candidato socialista a la Alcaldía de Sevilla, Juan Espadas, ha mantenido esta semana un encuentro con vecinos, entidades y comunidades de vecinos de San Pablo para presentarles el plan municipal de rehabilitación de viviendas e instalación de ascensores, «una iniciativa en la que el nuevo Ayuntamiento debe aprovechar los planes de la Junta de Andalucía para trabajar desde la colaboración en mejorar tanto la accesibilidad en estos bloques antiguos como el ahorro energético y las condiciones generales de habitabilidad y comodidad de estas familia».

La instalación de ascensores es una «demanda ciudadana especialmente intensa» en barriadas con más de 30 años de vida donde la población ha ido envejeciendo y «viendo cómo empeora su situación física sin posibilidades económicas de asumir el coste de la obra».

«Hay dinero para este tipo de proyectos de interés general. Debemos sentarnos con la Junta y con el Gobierno central para encauzar fondos a los que el Ayuntamiento contribuirá con un presupuesto propio», explica Espadas.

El socialista incluye la instalación de ascensores en una acción completa en barriadas: «hace falta una actuación integral en muchas de estas barriadas cuyas condiciones han empeorado notablemente tras estos cuatro años de Zoido en que se han eliminado las inversiones municipales. Para el nuevo Ayuntamiento planteo dentro de la agenda del cambio las reurbanizaciones de espacios comunes en barriadas como ésta de San Pablo, en Alcosa, en Pino Montano o en Sur, entre otros puntos, donde no sólo el pavimento se encuentra en muy mal estado, sino que hace falta intervenir en zonas comunes, parterres, arbolado, mobiliario y aparcamientos. Son actuaciones sencillas que mejorarán el día a día de los vecinos».

El plan de rehabilitación urbana de barriadas y de viviendas, junto con la instalación de ascensores, forma parte de la apuesta socialista para generar un« impacto directo en la creación de empleo» en el sector de la construcción.

«En este mandato municipal se han incrementado en 12.000 personas el número de parados que mantiene Sevilla con una cifra estancada en torno a los 87.000 desempleados. El Ayuntamiento puede y debe tomárselos en serio y es responsabilidad del alcalde tirar del carro y tocar las piezas clave que permitan generar oportunidades de contratación. Sabemos que en la construcción hay oportunidades y vamos a hacerlo de manera inteligente mediante proyectos de rehabilitación», concluye Espadas.