El Distrito San Pablo-Santa Justa, cuyo delegado es Jaime Ruiz, va acometer el arreglo del pasaje peatonal que une la calle Jerusalén con la plaza del Oscus.

Se trata de una superficie de 1.142 metros cuadrados de albero que se encuentra en un estado lamentable y de difícil tránsito para los peatones.

Por eso se va a demoler la solería existente y eliminar las irregularidades del firme de los 265 metros de longitud lineal que tiene el pasaje.

En su lugar se va a colocar solería de hormigón impreso en relieve con una capa de espesor de 10 centímetros. El presupuesto total de esta actuación alcanza los 45.154 euros.

Esta obra ha sido demandada por diferentes entidades vecinales pues el pasaje se encuentra en mal estado desde hace 15 años.